Inicio Noticias Editoriales Extremada violencia en San Pablo en contra del Mundial

Extremada violencia en San Pablo en contra del Mundial

Compartir

La primera jornada de manifestaciones en Brasil contra el Mundial 2014 convocada por el grupo Anonymous tuvo baja convocatoria este sábado en la mayoría de ciudades del país. Pero en Sao Paulo la protesta sumó 2.000 personas y terminó en actos de violencia y vandalismo.

En la capital financiera de Brasil, los manifestantes ocuparon la importante avenida Paulista y recorrieron varias arterias de la ciudad con consignas como: “Si no hay derechos, no hay Copa”.

Aunque la protesta inició pacífica, algunas personas se enfrentaron a la policía, al menos un vehículo fue quemado y hubo diversos actos de vandalismo con negocios y agencias bancarias afectadas.

La prensa local reportó la presencia de miembros del grupo anarquista ‘Black bloc’ que suelen actuar encapuchados y con violencia. También informó que unas 30 personas fueron detenidas.

Esta movilización fue programada en 36 ciudades con el lema “No Habrá Copa” a cinco meses de que se celebre el Mundial de fútbol y luego que en junio pasado más de 1 millón de personas marcharan con distintos reclamos durante la Copa Confederaciones.

Sin embargo, en Rio de Janeiro sólo hubo unas 200 personas en los alrededores del lujoso hotel Copacabana. “No se puede comparar con lo que paso en junio de 2013. Fue un momento único y es difícil que se repita. Pero la movilización puede crecer. Si hay Copa pese a todo, buena suerte a los estadios, buena suerte a los patrocinadores, buena suerte a la FIFA. Porque vamos a hacer de esto un infierno”, declaró un profesor universitario a la agencia AFP.

En Goiania, zona central de Brasil, se presentaron unas 100 personas, mientras que en Brasilia, la capital del país, la convocatoria tampoco excedió ese número.

Caio Martins, vocero de Passe Livre, el movimiento estudiantil que encendió las movilizaciones de junio por el aumento del pasaje de autobús, ya había adelantado que los miembros de su organización no participarían.

Según un artículo de AFP, esta baja en el encuentro podría deberse a lo que explicó la secretaría de seguridad pública del estado de Rio de Janeiro. “Hay una supervisión constante de las redes sociales que se hace por los servicios de inteligencia después de las manifestaciones de 2013”. Y agregó: “En caso de vandalismo, las fuerzas de seguridad serán activadas”.

Desde junio de 2013, las manifestaciones se radicalizaron gradualmente hasta casi desaparecer. En las más recientes convocatorias en Facebook, los usuarios confirmaban su presencia virtualmente, pero al final no aparecían.

La excepción son los “rolezinhos”, los encuentros sorpresivos de jóvenes de las favelas en los centros comerciales que surgieron en diciembre, algunos de los cuales han sido prohibidos por la justicia. AFP

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here