Inicio Salud & Deportes Alimentos Los seres humanos tendemos naturalmente a elegir alimentos que nos brinden energía...

Los seres humanos tendemos naturalmente a elegir alimentos que nos brinden energía para funcionar

Compartir

Los seres humanos tenemos una tendencia natural a elegir alimentos que representan una fuerte ingesta calórica, porque nuestro organismo busca la energía necesaria para funcionar adecuadamente. De ahí que las dietas y la restricción calórica en muchas ocasiones resulta contraproducente, no sólo para bajar de peso, sino incluso para conservar la salud, afirmó el Dr. David Allison, Director del Centro de Investigación de Nutrición y Obesidad de la Universidad de Alabama.

De acuerdo con su investigación “Retos relacionados al uso de la uso de la energía: lo que sabemos, lo que no sabemos” aun cuando existen modelos matemáticos para medir el impacto del aumento de peso en las personas, todavía es necesario realizar estudios de mayor alcance para comprobar la relación entre el consumo calórico, la pérdida de peso y la reducción de la masa corporal.

El también director de la Oficina de Energética ha consultado y comparado diversos estudios de laboratorio realizados en roedores, primates y seres humanos en los que se ha buscado demostrar la dimensión de la relación entre un menor consumo calórico y la pérdida de peso.

De acuerdo con sus investigaciones en experimentos hechos con primates, al reducir la ingesta calórica 30% el organismo tiende a reducir su actividad física para conservar su peso; sin embargo en estudios hechos con seres humanos, haciendo variaciones a su dieta, algunos perdieron masa corporal, pero muchos incluso incrementaron su peso, porque comieron mayores cantidades, en una especie de “compensación” o incluso por una reacción de su propia fisiología.

“En estudios de laboratorio, los ratones eligieron alimentos que tienen un mayor contenido energético; lo mismo ocurre en humanos, tendemos a preferir cosas que representan mayor ingesta calórica”, expuso Allison.

Abundó que en un estudio sobre “Compensación aprendida” se ofreció a un grupo de control un sándwich con un alto contenido calórico y uno de bajas calorías, y las personas los prefirieron por igual. Sin embargo, quienes optaron por el de bajas calorías comieron una mayor cantidad. Este ejercicio de compensación es el que debemos cuidar, dijo.

Con base en la evidencia científica disponible, el especialista en nutrición ofreció algunos consejos puntuales para mantener un peso corporal óptimo.

El primero es procurar tener un desayuno completo, pues nos brindará una carga importante de energía, lo que reduce la necesidad de consumir más calorías. Además, a las mujeres que tienen o piensan tener hijos les recomendó amamantar a sus bebés, ya que además de crear vínculos psicológicos y afectivos insustituibles, es la base para una buena nutrición del bebé y brinda equilibrio energético a la madre.

Finalmente, recomendó “compensar” las comidas abundantes en calorías, es decir que si por ejemplo vamos a un restaurante donde las porciones son abundantes y está comprobado que se consumen alrededor de 125 kilocalorías más por porción que en una comida en casa, lo que deberíamos hacer es que el resto de las comidas del día sean más saludables y bajas en calorías.

“Cada vez comprobamos que son muchos los factores que contribuyen a la obesidad”, explicó el Dr. Allison, quien abundó que algunos apenas se están comprobando como por ejemplo la relación entre el aumento del CO2 en la atmósfera lo que provocaría un mayor nivel de acidez en la sangre y contribuiría a una mayor ingesta calórica.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here