Inicio Salud & Deportes Alimentos Es el consumo de grasas, más que la ingesta de calorías, el...

Es el consumo de grasas, más que la ingesta de calorías, el verdadero determinante en el aumento de peso

Compartir

Más que el consumo de azúcares, el verdadero factor determinante en la ganancia de peso que ha experimentado la población mundial en los últimos años está relacionado con un mayor consumo de grasas, pues genera un desbalance energético, afirmó el Doctor Eric Ravussin, Director del Centro biomédico Pennington de Investigación para Nutrición en Obesidad de la Universidad Estatal de Luisiana.

De acuerdo con la investigación “Fisiología de Gasto Energético” desarrollada por el experto en metabolismo, el cuerpo humano trabaja de forma diferente con los carbohidratos y las grasas. Mientras los primeros van al hígado y sirven para dar energía al músculo esquelético, las grasas prácticamente sólo sirven para aumentar el tejido adiposo.

Explicó que en los últimos 30 años se han combinado dos factores para provocar un aumento de 9 kilos en la población de prácticamente todas las regiones del mundo: por un lado se dio un incremento en el consumo de calorías de alrededor de 50 kc más por año, combinado con un cambio en las dinámicas laborales, que ha generado empleos de menor actividad física.

“Hay un cambio progresivo hacia un trabajo más sedentario lo que ha provocado una ganancia energética que se ha traducido en un gradual y consistente aumento de peso”, explicó. Comentó que para revertir esta tendencia, tendría que reducirse la ingesta de energía a razón de consumir 50 calorías diarias menos durante los próximos 30 años.

Explicó que es necesario profundizar en los estudios que tratan de explicar el desbalance entre la ingesta de calorías y el gasto de energía, pues “en el medio ambiente hay muchos gatillos que pueden disparar la obesidad y todavía hay muchas cosas que desconocemos” como, por ejemplo, la influencia de una mayor exposición a campos magnéticos, como los teléfonos celulares, y su relación con afectaciones metabólicas.

Para resolver la epidemia de obesidad que enfrenta el mundo, explicó, es necesario ir más allá de sólo moverse, pues el entorno y el ambiente tiene un papel muy relevante en la forma en que consumimos los alimentos, afirmó Ravussin.

“¿Qué ha hecho más obesos en los últimos 30 años? Que ha habido una brecha de energía con una ganancia promedio de entre 50 a 200 calorías al día, pero sobre todo que se ha incrementado también el consumo de grasas”, afirmó el Dr. Ravussin

Además, por ejemplo en Estados Unidos se han reducido los trabajos relacionados con el trabajo físico, como la agricultura y se han incrementado los empleos relacionados con servicios que implican menos esfuerzo físico.

“Hay un cambio progresivo hacia un trabajo más sedentario lo que ha provocado una ganancia energética que se ha traducido en un gradual y consistente aumento de peso”, afirmó Ravussin.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here