Inicio Salud & Deportes Alimentos ¿Sabías que una manzana puede darte más energía que un café?

¿Sabías que una manzana puede darte más energía que un café?

Compartir

La cafeína contenida en el café definitivamente te provee con un mejor impulso al levantarte que la fructosa de la manzana, pero cualquiera sea la elección trae consigo beneficios complicados. Si te ejercitas al empezar el día, una manzana te da energía para una hora entera de entrenamiento. Si haces de las manzanas una parte regular de tu dieta, tu respiración puede mejorar. Beber café antes de una mañana de entrenamiento retarda el uso de glucógeno como combustible muscular, y en vez de ello empezará por quemar grasa.

La Cafeína

Cuando estás durmiendo, la temperatura de tu cuerpo desciente ligeramente y la presión sanguínea cae. Regresar a los niveles normales toma tiempo, así que hay un período de “pereza” cuando recién te levantas de la cama. Una taza de café caliente proporciona calor para contrarrestar el frío de la mañana, pero también contiene compuestos químicos que lo llevan rápidamente a un estado de vigilia completa. Los 100 miligramos de cafeína en una típica taza de café incrementa el ritmo cardíaco y acelera la respiración. La cafeína también eleva la presión sanguínea y estimula el sistema nervioso central.

Los Carbohidratos

El café ofrece casi ningúna energía calórica. Si despiertas hambriento y solo bebes café, puedes de manera rápida tener el azúcar baja. Una manzana no tiene el efecto energizante de la cafeína, pero en cambio provee suficiente energía de carbohidratos para un comienzo rápido. Una manzana grande y cruda de 223 gramos contiene 116 calorías. Alrededor de la mitad de aproximadamente 10 gramos de azúcares presentes en la manzana consisten en sacarosa y glucosa de acción rápida. La fructosa, la otra mitad, tarda más en digerir, así una manzana proporciona energía estable por un período más largo que una taza de café con azúcar. La fibra digerible en la manzana extiende el suministro de energía y hace que su estómago se sienta lleno.

Efectos a Largo Plazo

Ambos, tanto la manzana como el café contienen compuestos antioxidantes que ofrecen beneficios genuinos a la salud en el largo plazo. Si bebes 6 tazas de café o menos durante el día, los riesgos de desarrollar diabetis y enfermedades cardiovasculares decresen. Al beber café los riesgos de padecer cáncer de hígado se reduce a la mitad, de acuerdo a la Guía de Salud Familiar de la Escuela de Medicina de Harvard. Beber café moderadamente reduce los riesgos de morir por cualquier otra causa a un 15-19%, de acuerdo a un artículo publicado en “New York Times” en 2006. Si consumes café regularmente, no corres ningún riesgo adicional de sufrir hipertensión.

Beneficios de la Manzana

Las manzanas también pueden impulsar su salud en formas que beneficien las actividades matutinas. Las manzanas contienen altos niveles de fitonutrientes, antioxidantes que dan a la manzana su color de piel. Comer manzanas regularmente mejora su respiración. Si comes más de 2 manzanas semanalmente, sus bronquios reaccionan menos violentamente a agentes irritantes y su riesgo de asma se reduce. Los flavonoides en las manzanas mejoran la función pulmonar, protegiéndolo del cáncer de pulmón y de enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Si comes 5 o más manzanas por semana, tus pulmones pueden sostener 138 mililitros más de aire durante una prueba de volúmen espiratorio forzado, comparado con alquien que no come manzanas.

Con Informe de Prosperar.co

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here