Samsung respaldó la XX edición de la carrera San Felipe y Santiago, que en esta oportunidad permitió estrechar los lazos de amistad entre los gobiernos de Corea y Uruguay. El evento, que reunió a miles de corredores profesionales y amateurs de diversos países, fue organizado en forma conjunta por la Intendencia de Montevideo, la Confederación Atlética del Uruguay y la Embajada de Corea, que de esa manera celebró el 50º aniversario de relaciones diplomáticas entre ambos países.

 

Como marca de origen coreana líder en tecnología, Samsung marcó su presencia respaldando a los deportistas, sorteando entre los participantes de la carreta un Smart TV de 46 pulgadas y 5 Galaxy Gear Fit, al igual que un automóvil Cerato, donación de Kia Motors.

 

El evento, que comenzó en la rambla de Carrasco y se extendió durante 10 kilómetros, culminó en la Plaza de Trouville con un espectáculo musical que incluyó la presentación de un grupo de música tradicional y otro de dance cover de K-Pop (pop coreano), invitados por la sede diplomática. Esto permitió a los asistentes acercarse a una de las principales expresiones culturales del país asiático, incrementando el carácter integrador del evento, más allá de lo deportivo.