Inicio Farándula Moda & Estilos CULTURA ORGANIZACIONAL Y ESPACIOS DE TRABAJO: El desafío de integrar capital humano...

CULTURA ORGANIZACIONAL Y ESPACIOS DE TRABAJO: El desafío de integrar capital humano y diseño

Compartir
CULTURA ORGANIZACIONAL Y ESPACIOS DE TRABAJO: El desafío de integrar capital humano y diseño

Hoy en día, las empresas de primera línea saben que el espacio de trabajo es una potente herramienta de gestión que materializa la identidad de marca, los valores y cultura de una organización y constituye un instrumento clave para su posicionamiento.

 

La oficina es la materialización de la identidad de marca, los valores y la cultura de una organización. Por lo tanto, cuando se comienza la tarea de desarrollar un espacio de trabajo se vuelve imprescindible estudiar a fondo su planeamiento estratégico, sus hábitos, sus procesos y su cultura. El objetivo es lograr que el diseño refuerce la identidad de la compañía a través de la generación de espacios que promuevan y celebren sus valores, hábitos y prácticas de trabajo, plasmando su espíritu y filosofía en el espacio y velando por la coherencia del mensaje que se transmite tanto hacia el interior de la organización como hacia el mercado.

 

Los elementos de la cultura organizacional y el espacio de trabajo

La cultura corporativa se puede definir como el conjunto de creencias, valores, hábitos, costumbres y prácticas del grupo de personas que forman una organización.
Dicha cultura puede reforzarse a través del diseño de los espacios gracias a  una serie de elementos presentes en cualquier organización. Los principales son: 

1.       Espiritu de cultura “visible”: Todas las decisiones en términos de diseño tienen que reflejar ese espíritu: la recepción, la distribución de las áreas de trabajos, la estética y la imagen corporativa, contribuyendo a crear un ambiente donde cada empleado se sienta no sólo parte de la organización sino una pieza clave de la misma. 

2.       Coherencia externa e interna: esta coherencia tiene que ver con trasmitir de manera vivencial lo que la marca representa. Debe haber una linealidad entre el mensaje que se proyecta al exterior (sitio web, comunicación, publicidad, prensa) con lo que el lugar de trabajo “dice” de la compañía. 

3.       Espacios de celebración y trabajo en equipo: es importante generar un sentimiento de comunidad, por lo tanto el entorno de trabajo debe proporcionar áreas que permitan alojar esas experiencias, ámbitos que favorezcan el encuentro fortuito, que recreen espacios de uso doméstico para que el equipo se sienta “como en casa”. 

4.       Comunicación visual: el interior de una oficina puede ayudar a generar sentido de pertenencia. Es importante celebrar y reconocer los logros del equipo mediante las herramientas de comunicación visual.  Se debe aspirar a que las personas se sientan inspiradas a formar parte de una empresa que trasmite y comparte sus valores.

 

En la actualidad, muchas empresas apuestan también a crear espacios especialmente dedicados a la relajación y el esparcimiento, sumado a otros beneficios tales como masajes o clases de yoga y meditación. Estas iniciativas representan un claro mensaje de empatía con el empleado lo cual repercute en el clima interno y, en consecuencia, en la reputación y percepción interna de la compañía.

 

Otros aspectos importantes a desarrollar desde el diseño de los espacios de trabajo -y que también tendrán un impacto directo sobre la imagen y la reputación de la empresa-, son el cuidado del medio ambiente y la sustentabilidad. Los diseños que privilegien el aprovechamiento de la luz natural y las vistas para la mayor parte de los empleados, que cuenten con iluminación de bajo consumo y sanitarios que promuevan el ahorro de agua, que cuiden la calidad del aire interior, que dispongan de instalaciones accesibles para personas con capacidades diferentes, entre otras muchas iniciativas posibles, estarán ayudando a construir valores que redundarán en un afianzamiento de la imagen corporativa.

 

Conclusiones

Al concebir un nuevo espacio de trabajo cada compañía debe reflexionar acerca de lo que se quiere trasmitir como empresa, sin perder de vista que el lugar de trabajo debe facilitar y dar soporte y contención a los todos sus procesos productivos. Es fundamental que cada organización busque el modelo que mejor se adapte y transmita su cultura porque, como afirman las especialistas, “un espacio de trabajo bien planificado, optimizado y diseñado es una inversión a largo plazo que contribuye al éxito del negocio”.

Por Tamara Goldvarg, Gerente Regional de RRHH de Contract Workplaces y

Gabriela Carvallo, Gerente Comercial de Contract Workplaces Uruguay.

Awesome Flickr Gallery Error - Invalid API Key (Key has invalid format)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here