Empresariales

Equidad de género: eje transversal de CAF

Enfocado en reducir las desigualdades que afectan a las mujeres de todo el continente, el organismo trabaja en la elaboración de un documento que sumará la perspectiva de género a todas sus intervenciones. Para integrar todas las miradas, la entidad convocó a un conversatorio con representantes de diversas organizaciones locales e internacionales.


(Montevideo, abril de 2016). CAF –banco de desarrollo de América Latina- elaboró un plan estratégico que incorpora un enfoque transversal de género a todas sus operaciones, ya sean internas, de apoyo a países, financiamiento de proyectos o de asistencia técnica. En ese marco, el organismo promovió un conversatorio sobre “La igualdad de género y el desarrollo en América Latina”, realizado en el Centro Cultural de España.

 

Gladis Genua, directora representante de CAF en Uruguay, que tuvo a su cargo la apertura y cierre del evento informó que, en el marco de la promoción de la igualdad de género, la oficina ha venido trabajando en proyectos de inclusión financiera de mujeres jefas de hogar y anunció que junto a ONU Mujeres, el Sistema de Naciones Unidas y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), trabaja en un proyecto que se lanzará en poco tiempo sobre educación y equidad de género a niños y jóvenes, a través del deporte.

 

Por su parte, Violeta Domínguez, coordinadora de la Unidad de Inclusión y Equidad de Género de CAF, afirmó que la oficina de CAF en Uruguay fue la primera que se sumó a la iniciativa de promover actividades que permitieran la integración de una visión de género en las operaciones del banco.

 

“Si bien somos un banco, somos un banco de desarrollo y por ello tenemos la obligación de abordar los temas que afectan a la sociedad, con lo cual no podíamos dejar de lado la equidad de género”, explicó Domínguez. La representante de CAF señaló además que en este proyecto se tratarán temas de derechos, de violencia, participación y liderazgo, pero sobre todo se abordarán los temas de empoderamiento económico de la mujer.

 

Invertir en las mujeres es una decisión inteligente, argumentó Domínguez, ya que “ahorran más que los hombres, son mejores pagadoras y los ingresos que tienen priorizan a la familia y a la sociedad”. De todos modos, resaltó que pese a que en la región ha mejorado la integración femenina, aún no es tarea fácil poner a su alcance opciones crediticias, ya que “apenas un 54% de las mujeres económicamente activas y en edad laboral están incorporadas al mercado de trabajo, y si nos vamos al mundo rural es aún más bajo. En Latinoamérica solo un 10% de las mujeres en el sector rural pueden tener acceso  a un crédito”, afirmó.

 

La experta argumentó que para aportar a un cambio, es necesario que CAF incorpore la mirada de género en sus proyectos. “Debemos permitir que las mujeres y niñas estén contempladas desde el principio y hasta el final de todas nuestras operaciones, sea cual sea el proyecto. Además, tenemos que enseñarle a las mujeres cómo bancarizarse y crear herramientas para que inicien emprendimientos productivos”, sostuvo.

 

El conversatorio integró también a representantes de diversas organizaciones locales internacionales que trabajan para favorecer la equidad de género. Una de ellas fue Magdalena Furtado, directora de ONU Mujeres, quien celebró la iniciativa de CAF y destacó la importancia de que un banco de desarrollo sume estas políticas a sus proyectos. Dijo que los países con mayor igualdad de género están primeros en desarrollo, según el ranking del Foro Económico Mundial, y sostuvo que “la aplicación de políticas e intervenciones neutras en las economías tienen como consecuencia que se perpetúe la desigualdad”.

 

A su turno, Nohelia Millán, representante de Inmujeres, saludó el proyecto de CAF y comentó sobre las políticas de género que está adelantando el país y destacó que muchas cosas que falta solucionar en Uruguay no ocurren por falta de voluntad o compromiso del gobierno, sino por escasez de recursos económicos.

 

Finalmente, Denise Cook, coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas y representante residente del PNUD, afirmó que “sin pensar en las mujeres no se puede hablar de desarrollo real”. En su exposición analizó la coyuntura regional respecto a la equidad de género y recordó varias de sus experiencias en los 30 años que lleva ocupándose del tema. “La situación ha cambiado mucho y hay que pensar en clave de progreso”, señaló con optimismo.

 

Las cuatro participantes del conversatorio estuvieron de acuerdo en que los principales puntos a solucionar en cuanto a igualdad de género son el empoderamiento económico de las mujeres, la participación femenina en el mercado de trabajo y en la política, además de la violencia de género. Según informaron las panelistas, la región mejoró en los últimos años, pero la brecha entre hombres y mujeres aún es grande, ya que continúa habiendo una segregación vertical en lo laboral y una fuerte brecha salarial. Los datos muestran que las mujeres ganan 24% menos que los hombres en igual cargo.

 

Ricardo Ramón Jame, Director del Centro Cultural de España, que actuó como moderador del panel, resaltó los proyectos que el centro lleva adelante para asegurar la equidad de género en el arte y la cultura.

Tags
Mostrar más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: