Inicio Salud & Deportes Cuerpo Llegó a Uruguay el método de entrenamiento que revolucionó el fútbol de...

Llegó a Uruguay el método de entrenamiento que revolucionó el fútbol de Alemania

Compartir

Uruguay ya cuenta con el mejor método de entrenamiento de fútbol del mundo, el mismo con el que entrenan las divisiones inferiores de los grandes clubes y selecciones de Europa. Se trata del método Coerver, un programa que se enfoca cien por ciento en la técnica y la táctica individual del jugador, mediante ejercicios de uno contra uno, recepciones, pases, disparo a gol y la simulación de escenarios reales. Un modelo que refuerza intensamente la relación entre el futbolista y la pelota, y le permite resolver rápidamente situaciones de presión.

Con su desembarco en Uruguay, Coerver estrena su presencia en Sudamérica y comienza a consolidar su liderazgo. De hecho, el método ya se está aplicando en academias  y clubes de baby fútbol. A la fecha existen ocho academias en Montevideo -incluida la escuelita de Montevideo Wanderers Fútbol Club- y una en Salto. El objetivo para 2017 es tener presencia en todo el país.

Entre el viernes 8 y el domingo 10 de julio, Coerver estará presente en la Expo Fútbol que se desarrollará en el predio del LATU. Allí habrá demostraciones y otras actividades gratuitas para niños de todas las edades y se regalarán clases a quienes participen.

El método Coerver fue el que aplicó la selección alemana luego de quedar eliminada en la primera fase de la Eurocopa de 2000 con un solo gol a favor y una pobrísima perfomance. A partir de entonces, y bajo la consigna de que las crisis no son más que oportunidades, la federación germana reaccionó atacando el problema de raíz con una solución que logró cambiar el biotipo del jugador alemán. Así se revolucionó el fútbol de su país.

Alemania adoptó este método para darle un salto de calidad a su fútbol. La fórmula ya estaba activa en Holanda desde la década del ´70 gracias a su creador, Wiel Coerver, ex -futbolista del VV Bleijerheide y el Roda JC,posteriormente director técnico del Feyenoord con el que ganó la Copa UEFA en 1973-74 –bajo el programa que inventó-, y la selección holandesa.

Coerver creó este programa de entrenamiento -que más tarde  llevaron adelante Alfred Galustian, ex director técnico de la Premier League y Charlie Cooke, figura del Chelsea-, con la firme convicción de que la técnica se podía enseñar y desarrollar si se practicaba constantemente. Coerver creía que la técnica no solo era innata sino que era algo que se podía fomentar y sembrar en el futbolista. Ante esto, se dedicó a estudiar y analizar los movimientos de varios jugadores talentosos, haciendo énfasis en Pelé y Johan Cruyff, ambos con un nivel técnico-táctico superlativo. Para ello, revolucionó totalmente la forma de analizar el fútbol, ya que fue el primero en utilizar la cámara lenta y la repetición para observar el juego.

Gracias a ello, su método llegó a apuntalar aún más el ya famoso fútbol total” inventado por Rinus Michels y llevado a la popularidad por Johan Cruyff, Louis van Gaal, Pep Guardiola, el Ajax y el Barcelona. Asimismo, Coerver se ganó el mote de el “Albert Einstein del Fútbol” por la forma que en concebía el juego. 

El método se dio a conocer en gran parte de Europa y además Karl-Heinz Rummenigge, ya como vice-presidente del Bayern Münich, pidió llevar su modelo de entrenamiento al club y con ello inició una relación de 18 productivos años. Y dentro de ellos la penetración total en el futbol alemán gracias a aquella eliminación en Bélgica y Holanda, donde Alemania decidió invertir poderosamente en sus fuerzas inferiores para producción de talento.

Hoy, el jugador alemán posee mayor movilidad, habilidad y destreza para el juego, y tienen capacidad para pensar sus movimientos. Ello puede verse en las últimas generaciones  de futbolistas, entre quienes se encuentran Schweinsteiger, Özil, Muller, Kroos, Khedira y Götze, actuales campeones del mundo.