Inicio Farándula Moda & Estilos Ser diseñador de interiores, todo lo que necesitas saber

Ser diseñador de interiores, todo lo que necesitas saber

Compartir

El diseñador de interiores es un profesional que se ocupa de la planificación, el diseño y la decoración de los ambientes interiores de un inmueble, una oficina, un local o una casa.

Independientemente del tipo de inmueble, la planificación y la realización de los espacios interiores deben satisfacer unos requisitos y unas exigencias específicas. El objetivo del proyecto está definido y es perseguido por el decorador de interiores, de acuerdo con las indicaciones y gustos del cliente: de este modo empiezan a tomar forma las diferentes propuestas e hipótesis.

Los conocimientos técnicos que posee el diseñador de interiores se ponen al servicio del cliente, que busca para su vivienda un asesoramiento que lo ayude a encontrar soluciones, desde la configuración de los ambientes, la elección de los muebles, los materiales más indicados para la realización de los ambientes interiores, hasta los colores y las luces más indicados.

El diseñador de interiores, después de haber evaluado las características prácticas y funcionales del inmueble, se ocupará tanto de la completa reforma de los espacios interiores y exteriores (cuando fuera necesario), como de la concepción y elección de cada objeto y accesorio.

Se trata, por lo tanto, de una profesión creativa y estimulante casi un arte: precisamente por esto, se trata entre los requisitos que debe tener un aspirante a decorador de interiores, es imprescindible poseer un fuerte sentido estético.

Además, es necesario tener pasión y conocer el mundo del arte, de la moda y del diseño. Indispensable tener un carácter curioso y empático: el diseñador de interiores tiene que saber escuchar e interpretar las exigencias de los clientes.

Cómo convertirse en diseñador de interiores

Existen varias vías para poder llegar a ser un diseñador de interiores, pero o fundamental es poseer una formación de alta calidad, ya que la competencia en este sector es feroz y hay que estar bien preparado.

Es recomendable elegir una escuela que estimule, precisamente, el gusto por la belleza y el sentido estético. En este sector existen escuelas muy prestigiosas que proporcionan a los estudiantes todas las herramientas necesarias para empezar un trabajo tan estimulante como eso: entre ellas se destacan los cursos de la escuela de diseño del Istituto Marangoni que permiten además configurar una importante red de contactos, aprender en un entorno internacional y sobretodo desarrollar todos los conocimientos necesarios para el inicio de la profesión. Además el estudiante en este caso puede elegir si atender programas anuales, trienales o programas de maestría.

Una vez terminados los estudios, es aconsejable empezar a ganar experiencia en estudios de diseño interior. Este tipo de prácticas ayudan a ejercer las nociones teóricas adquiridas, además de formarse una cartera de clientes propia. Para tener un nombre en el mundo del diseño de interiores es muy útil proponer y publicitar los trabajos realizados en webs de decoración de interiores o empresas de diseño.

D.G.