Fundación Peluffo Giguens inició programa de ateneos médicos a distancia

La posibilidad de intercambiar conocimientos, realizar consultas por casos específicos y desarrollar conferencias interactivas a distancia ya es una realidad para los médicos de los hospitales públicos uruguayos. La innovación llegó a través del Centro de Telemedicina de la Fundación Peluffo Giguens, que en cooperación con el Núcleo de Ingeniería Biomédica (NIB) de la Universidad de la República (Udelar), grupo de trabajo coordinado por las Facultades de Ingeniería y Medicina, inició en febrero la ampliación de la oferta educativa para profesionales de todo el país. Como fruto de esta cooperación se continúan desarrollando actividades académicas con centros médicos del interior del país, sin necesidad de trasladar los valiosos recursos humanos de estos hospitales hacia la capital.

El nuevo programa de telemedicina tiene como base la unidad de telemedicina instalada por Peluffo Giguens en el Hospital Maciel. La experiencia fue inaugurada con un ateneo sobre cirugía que tuvo como protagonistas a aproximadamente 15 médicos especialistas del Maciel y 40 del hospital de Salto. A través de una videoconferencia, los profesionales analizaron cuatro casos clínicos y pudieron avanzar sobre los mismos en un trabajo conjunto de dos horas. El doctor Juan Pablo Cesio, director del nosocomio salteño, destacó la «importancia fundamental» del proyecto, que permite intercambiar ideas sobre casos complejos.

«No se trata sólo de exponer los casos, sino que hacemos la revisión bibliográfica correspondiente y consideramos con los colegas los tratamientos utilizados. La telemedicina es una herramienta fundamental para aportar al desarrollo profesional continuo que los médicos necesitamos, tanto para analizar temáticas más generales como para consultarnos en casos puntuales», apuntó.

En los últimos días, la Fundación Peluffo Giguens redobló la apuesta y contactó a destacados catedráticos de la Udelar y del Maciel con el hospital de Salto, pero además con los centros de Artigas, Río Negro y San José.

Jorge Facal, profesor director de Clínica Médica «1» del área de medicina interna, quien participó de esta segunda experiencia, aseguró que se parte de una expectativa importante. «Ahora el entusiasmo mayor está en el interior, que además en el futuro tendrá espacios para hacernos consultas como docentes, pero nosotros también esperamos poder hacer lo mismo con interlocutores referentes del exterior. Esto abre una posibilidad muy interesante», agregó.

El Hospital Maciel representa un hito muy importante en el desarrollo del Centro de Telemedicina, ya que se trata de un hospital que recibe un gran volumen de pacientes del interior del país y sus profesionales médicos constituyen referentes asistenciales para sus pares en hospitales del interior. De esta forma, el Maciel, con el apoyo de la Fundación Peluffo Giguens, inicia el camino para integrar a los profesionales de todo el país y así mejorar la atención de los usuarios de ASSE, lo que seguramente evitará algunos de los traslados de pacientes que hoy en día se realizan hacia la capital con asiduidad.

Antes de comenzar con los ateneos, el Centro de Telemedicina inauguró la experiencia con un plan de capacitación de personal en equipamiento biomédico, tecnologías sanitarias y dispositivos de diagnóstico. Ese primer trabajo fue dirigido por el profesor ingeniero Franco Simini, coordinador del NIB, quien intercambió experiencias con los encargados de los hospitales públicos de Durazno, Tacuarembó, Río Negro, Salto y Artigas, en una primera etapa, y de los hospitales de Lavalleja, Maldonado, Treinta y Tres y San José, en una segunda fase. Estas actividades continuarán en el próximo mes de mayo.

Además de trabajar en la formación de técnicos, desde el Centro de Telemedicina comenzó a impartirse un seminario semestral de ingeniería biomédica a cargo de prestigiosos docentes nacionales y extranjeros, dirigido a profesionales, técnicos y estudiantes de Montevideo y Paysandú.

Los ateneos clínicos permiten hoy el intercambio fluido de información entre los profesionales de la capital y del interior y, con el aporte permanente de la Fundación Peluffo Giguens, prometen transformarse en una muy valiosa fuente de conocimientos al abrir una vía de comunicación directa con referentes dentro del país y a nivel mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí