Mientras el MPP y los comunistas fomentan más impuestos a través de su peso en las bases, el Frente Líber Seregni (FLS) busca respaldo en dirigentes de primera línea para mantener el rumbo de la política económica.

En medio de la polémica, en el bloque astorista advierten que un anuncio de nuevos impuestos puede llevar al FA a perder las elecciones.

«Yo recuerdo una elección que perdimos donde un compañero lanzó una propuesta de IRPF y pasamos todo un mes de campaña electoral en el balotaje donde nos transformamos en consultores, tipo funcionarios de DGI, y le decíamos a la gente cuánto iba a pagar. Y así nos fue; porque un compañero tuvo la brillante idea de creer que era más revolucionario al tirar algunas cifras», dijo a El Observador el ministro de Transporte, Enrique Pintado, uno de los dirigentes con más peso dentro de Asamblea Uruguay, el sector fundado por el actual vicepresidente, Danilo Astori.

En esa campaña, Daniel Olesker, ahora ministro de Desarrollo Social y por entonces asesor del candidato Tabaré Vázquez, propuso instrumentar el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en caso de un triunfo de la izquierda. El rival de turno, Jorge Batlle –luego electo presidente– utilizó durante la campaña el término de «impuestazo» para criticar la propuesta de Olesker. Según los analistas políticos, la iniciativa fue determinante en la derrota del FA.

«No podemos tropezar dos veces con la misma piedra. Sería una enorme estupidez», agregó Pintado. El dirigente sostuvo que las elecciones «no se ganan con impuestos» y dijo que hay «preocupación» en el FLS de que esa propuesta aleje a eventuales votantes. Fuente: El Observador