El ministro de Economía Mario Bergara ya lo había anunciado la semana pasada con la idea de contener la inflación, y se suma al acuerdo de precios que el viernes alcanzó esta cartera con la Asociación de Supermercados, Cambadu, la Cámara de Importadores y la Cámara de la Industria Frigorífica.

El acuerdo implica que los precios de la canasta básica serán congelados por 60 días, aunque la medida no incluye el precio de frutas y verduras.

Consultado por El Espectador, el presidente de Cambadu (la asociación que nuclea a los almacenes minoritas), Mario Menéndez, se refirió a la cantidad de productos que mantendrán sus precios.

«Depende de la envergadura del comercio. Un comercio chico puede tener 80 o 100 productos, que son generalmente alimentos y de limpieza. Pero un autoservicio o una gran superficie puede tener 1500 productos», dijo.

Ante la consulta acerca de si se publicará una lista con los precios, Menéndez dijo que «la idea es tener el compromiso de que las cosas van a mantener el precio que hoy tienen».