PIB creció 4,4% en 2013

En estos 11 años, el crecimiento acumulado fue de 74,3%, lo que implica una tasa anual y acumulativa de 5,2%.

En realidad, el piso de la crisis se tocó en el primer trimestre de 2003 y la variación promedio anual de ese año fue de apenas 0,8%. Sin embargo, el crecimiento a lo largo de ese año fue considerablemente mayor: entre los primeros trimestres de 2003 y 2004 el crecimiento fue superior a 10%.

De este modo el crecimiento acumulado desde aquel piso registrado a comienzos de 2003 y hasta el cuarto trimestre de 2013, alcanza al 84,8%, lo que implica una tasa anual de 5,4%.

Se trata de la cuarta vez en que se da una serie extensa de años con crecimiento, desde 1935, cuando se comenzaron a producir las cuentas nacionales: en 1943-51, a una tasa anual acumulativa de 5,7%; en 1973-81, a un 3,7% anual; y entre 1985 y 1994, cuando se creció al 4,2% anual.

El crecimiento del PIB a lo largo de 2013, es decir entre los cuartos trimestres de 2012 y 2013 fue de 4,6%, como resultado de tres trimestres con crecimiento de entre 1,5% y 2,0% trimestral y desestacionalizado (el primero, el segundo y el cuarto) y de uno con caída, el tercero (-0,9%). Dado que el año terminó creciendo, hay un “arrastre estadístico” de 1,5% para 2014, esto significa que esa sería la tasa de crecimiento entre los promedios de 2013 y 2014 en el caso en que a lo largo de todo 2104 la economía no creciera. Por lo tanto, en condiciones normales se debe asumir aquella cifra como el piso del crecimiento promedio anual del año en curso.

Una primera lectura de las cifras podría dar lugar a interpretar que el año pasado el nivel de actividad económica se aceleró, pues el crecimiento anual del PIB pasó de 3,7% en 2012 a 4,4% en 2013. Sin embargo, si se excluye al sector de “Electricidad, gas y agua” donde existe una muy alta volatilidad debida a la incidencia de las lluvias en la forma de generar electricidad, el resto del PIB se desaceleró, pasando de crecer 4,1% en 2012 a 3,6% en 2013.

Al igual que en el año anterior, en 2013 el crecimiento de la economía uruguaya superó a los de sus vecinos: Brasil creció 2,3% y Argentina 3,0%. Resulta claro que la principal razón del crecimiento en nuestro país se debió al consumo interno y no esta vez a la demanda externa. Mientras que el consumo privado creció 5,3%, las exportaciones de bienes y servicios crecieron 0,1%.

De acuerdo con los resultados correspondientes a marzo, de la encuesta de expectativas económicas que releva el BCU, en 2014 el PIB crecería 3,2%.

Finalmente, si se considera la estimación del PBI realizada por el BCU en términos de pesos uruguayos corrientes y se la divide por la cotización promedio del dólar en el año pasado ($ 20,482) se puede estimar la magnitud del PBI en términos de dólares corrientes, la que se ubicó en US$ 55.707 millones. Esto significa un 11,4% más que en 2012. La diferencia entre esta variación en dólares y la variación de 4,4% en términos reales, se explica por la inflación en dólares que hubo entre los promedios de 2012 y 2013. Informe de Espectador

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí