El precedente más reciente ha tenido lugar hace tan solo dos días. Cuando el Comité de Disciplina de la FIFA hizo pública una sanción de tres partidos al jugador del Barcelona Alex Song después de ser expulsado por el codazo que dio a Mandzukic en el Camerún-Croacia que se jugó la semana pasada en Manaos.

En la final del Mundial de Alemania 2006 entre Italia y Francia una imagen que pasó a la historia, y no precisamente como un buen recuerdo, fue el cabezazo en el pecho que propinó Zidane a Materazzi (del que incluso hay una estatua). El francés no solo acabó de la peor forma posible su trayectoria con los bleus, sino que también recibió un castigo de tres partidos. Y el central italiano también fue sancionado con dos partidos por provocarle con insultos.

Continuando nuestro repaso llegamos a un capítulo negro de la historia de nuestra selección, a Estados Unidos 94. Jamás olvidaremos los cuartos de final ante Italia en el Foxboro Stadium de Massachusetts ni aquel codazo de Tassotti a Luis Enrique que Sándor Puhl no quiso sancionar con una expulsión y un penalti que habría dado justicia y vida para seguir en el Mundial. Sin embargo, la FIFA entró de oficio, como hizo con Suárez, y le sancionó con ocho encuentros.

Seguimos en aquella Copa del Mundo que se celebró en territorio norteamericano con otros dos antecedentes. Los cuatro partidos de sanción al brasileño Leonardo por romperle la nariz al jugador americano Tab Ramos (quien jugó en el Betis) de un codazo en el Brasil-Estados Unidos de octavos, y los tres partidos que metieron al rumano Ion Vladoiuv por un violento golpe a Christophe Ohrel en el Rumania-Suiza de fase de grupos.

Y para terminar, viajamos aún más en el tiempo hasta llegar a México 86, donde nos encontramos con la mayor sanción jamás aplicada por la FIFA en la competición internacional, hasta el día de hoy. Al iraquí Samir Shaker le cayó una sanción de ¡un año! Y no fue por agredir a un contrario, sino por escupir Jesús Díaz, el árbitro del Irak-Bélgica de la primera fase. Viendo este repaso a la historia, a Luis Suárez la FIFA lo quiso sacar de lado, ¿cómo? de la siguiente manera:

La Comisión Disciplinaria de la FIFA tomó una decisión relativa al caso del futbolista uruguayo Luis Suárez tras el incidente que se produjo durante el partido de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ del 24 de junio, entre Italia y Uruguay.

La Comisión Disciplinaria de la FIFA ha decidido lo siguiente:

– Se considera culpable al futbolista Luis Suárez de haber violado el art. 48, apdo. 1d del Código Disciplinario de la FIFA (CDF) al agredir a otro jugador, y el art. 57 del CDF por haber cometido una ofensa a la deportividad contra otro jugador.

– Se suspende al jugador Luis Suárez por nueve (9) partidos oficiales. El primer partido al que se aplicará la sanción será el próximo encuentro de la Copa Mundial de la FIFA™ entre Colombia y Uruguay, que se disputará el 28 de junio. En virtud del art. 38, apdo. 2a del CDF, el resto de la sanción se aplicará a los siguientes partidos de Uruguay en el Mundial si esta selección sigue avanzando en el torneo o a los siguientes partidos oficiales de la selección uruguaya.

– De acuerdo con el art. 22 del CDF, durante cuatro (4) meses, se le prohíbe a Luis Suárez ejercer cualquier clase de actividad relacionada con el futbol (administrativa, deportiva o de otra clase).

– De acuerdo con el art. 21 del CDF, se prohíbe asimismo a Luis Suárez entrar en los recintos de todos los estadios durante el periodo de duración de la prohibición (v. punto 3). El jugador tampoco podrá entrar en los recintos del estadio en el que la selección uruguaya dispute un encuentro mientras esté cumpliendo con los nueve partidos de suspensión (v. punto 2).

– Además, se le impone una multa que asciende a 100.000 CHF.

La decisión se ha comunicado el jueves 26 de junio al jugador y a la Asociación Uruguaya de Fútbol.

«No se puede tolerar este tipo de comportamiento en un terreno de juego, especialmente durante la Copa Mundial de la FIFA™, cuando millones de personas tienen la vista puesta en los jugadores. La Comisión Disciplinaria ha tenido en cuenta todos los elementos del caso y el grado de culpabilidad de Luis Suárez de acuerdo con lo estipulado en el Código Disciplinario. La decisión ha entrado en vigor en el momento en el que se ha comunicado», ha declarado Claudio Sulser, presidente de la Comisión Disciplinaria de la FIFA.