El futbolista brasileño y nacionalizado ucraniano, Edmar Lacerda, fue llamado a combatir en el ejército contra los separatistas prorrusos.

 
«Fue hace unas tres semanas. Recibí el llamado y mi esposa, que es ucraniana, estaba sorprendida. Al comienzo, mis compañeros de equipo (Metalist Kharkiv) bromearon conmigo pensando que no era verdad, pero después presenté el documento y todos vieron que era en serio», manifestó
 
No obstante, confesó que su club -al parecer- ya solucionó su caso, «pasé para la directiva del club y se resolvió todo, aparentemente fue un error del ejército», agregó el mediocampista de 34 años, en una entrevista a Globo Esporte.
 
Edmar vive en Ucrania desde 2002 y, nacionalizado, ya vistió la camiseta de la selección ucraniana en 11 partidos, en los que anotó un gol.
 
El país está sumergido en una fuerte conflicto armado entre el gobierno y rebeldes separatistas prorrusos, que empeoró con la caída de un avión con 298 personas a bordo, derribado por un misil.
 
Lacerda recalcó que nunca vio una situación tan tensa y descartó de plano servir en el Ejército aún si la situación empeorase.
 
«No quiero ni pensar en esa posibilidad, creo que todo fue resuelto y sólo quiero pensar en jugar fútbol, que es lo que sé hacer. En 2004 hubo una revolución en Ucrania, pero fue pacífica, nunca vi nada parecido«, comentó.
 
(FIN) AFP/RTÑ