El pasado viernes, el atleta Hugo Gordillo partió hacia Paysandú, departamento al cual llegaría corriendo por los niños con cáncer de nuestro país. Para darle ánimo y agradecerle, en el Hogar La Campana de la Fundación Peluffo Giguens se lo despidió con globos, banderas y mucha energía.

 

La Peluffo Giguens quiere felicitar y agradecer enormemente a Gordillo, por recorrer esos 400 kilómetros pensando en los niños y adolescentes con cáncer de Uruguay.