Athletic Gym se muda y para ello invitó a clientes y amigos de la casa para brindar junto a ellos por nuevo local ubicado en Paso Molino, en donde precisamente era el antiguo Cine Alcazar.

Enrique Pascual, dueño de Athletic Gym nos contó que uno de los arquitectos que abre el cine fue el mismo arquitecto del Palacio Salvo, y su arquitectura fue basada en el palacio Alcazar de Sevilla (España), con elementos árabes en sus decoraciones. El local tiene también una historia muy particular, ya que en las puertas mismas del cine, el yerno de don José Salvo lo mandó matar.

Nos contó también que el edificio es patrimonial, con casi mil metros cuadrados y que el gimnasio abarcará grandes sectores del mismo, indicándonos que donde era el palco del cine, ahí van a hacer la sala de aeróbica, de yoga, de pilates y clases de baile, más destinado a lo que es el público femenino. El hall de entrada va a ser la recepción para la gente, y lo que era la parte de cine lo dividirán en tres secciones, la primera que es la sala de aparatos, la segunda para la parte de artes marciales y la tercera en breve será habilitada que seguramente será para eventos destinados a artes marciales u otras disciplinas, que incluyen torneos, definiciones, entre otras ideas.

Athletic Gym es una empresa familiar que ha ido creciendo muy fuerte en la zona de Paso Molino, y en tan solo tres años han logrado posicionarse como unos de los gimnasios de mayor preferencia. Con orgullo se nos indicó que el BROU hace los proyectos de licitación para pequeñas y medianas empresas, y el proyecto de inversión de compra y refacción del nuevo local fue uno de los proyectos galardonados en la tanda 2014, que fue la novena del Banco República. Fue una inversión que ascendió a casi diez millones de pesos, incluyendo la compra y puesta a punto del local.