El Papa Francisco, con casi 8 millones de seguidores en su cuenta en español en Twitter, instó por esta misma via, a «aprender de nuevo cómo hablar unos con otros».

Expresó que si bien los medios pueden facilitar la comunicación de las familias, al ayudar a que parientes en lugares remotos se mantengan en contacto, también pueden permitir que otros se ignoren entre sí.

«El gran desafío al que nos enfrentamos hoy es aprender de nuevo cómo hablar unos con otros, no simplemente cómo generar y consumir información», dijo.

Como cristianos, miembros de la familia de Dios, estamos llamados a salir al encuentro de los necesitados y servirlos.

— Papa Francisco (@Pontifex_es) enero 18, 2015