Royal Dutch Shell, petrolera de origen anglo-holandesa, comprará a la BG Group británica por la suma de 65.000 millones de euros, siendo según los expertos la mayor operación no solo del año sino de la historia en el sector.

Por la mañana las empresas emitieron un comunicado en conjunto, detallando los términos del negocio. Se supo por tanto que Shell pagará 383 peniques y 0.4454 acciones propias por cada título de BG share. Esto ha logrado que se disparen las acciones de BG, mientras las de Shell ceden posiciones aunque ligeramente.

La empresa estará comandada por el consejero delegado de Shell, Ben van Beurden, y duplicará el tamaño de BP, superando además a Chevron como segunda petrolera del mundo. Estrecha, además, la distancia con ExxonMobil, primera petrolera del mundo: ExxonMobil vale 327.000 millones de euros y la nueva Shell rondará los 225.000.

Foto de portada: Reuters