Grupo Banco Mundial, BID y CAF aliados para proteger ganancias sociales de América Latina y el Caribe

Grupo Banco Mundial, BID y CAF aliados para proteger ganancias sociales de América Latina y el Caribe

Organizaciones multilaterales de desarrollo comprometen esfuerzos y recursos para impulsar crecimiento económico inclusivo 

Ciudad de Panamá, Panamá

10 de abril, 2015

 

En el marco de la Séptima Cumbre de las Américas, a realizarse en Ciudad de Panamá el 10 y 11 de abril, las principales instituciones financieras internacionales en la región, el Grupo Banco Mundial (GBM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y CAF – Banco de Desarrollo de América Latina, nos comprometemos a apoyar los esfuerzos de los gobiernos en la región para preservar y expandir los éxitos económicos y sociales de la última década.

 

Conscientes de que los factores externos que contribuyeron a dichas conquistas han cambiado, y que estará en manos de cada país diseñar el mejor camino a seguir, el BID, CAF y el GBM ponemos a su disposición nuestros recursos financieros, nuestro conocimiento y nuestro poder de convocatoria. Solo en términos financieros, las tres instituciones esperamos proveer en nuestros respectivos años fiscales 2015 más de US$35.000 millones a América Latina y el Caribe: US$12.500 millones del BID, US$12.000 millones de CAF y $11.000 millones del GBM.

 

Dentro de nuestros respectivos mandatos institucionales, buscamos responder al reto planteado por el tema central de esta Cumbre: “Prosperidad con Equidad: El Desafío de la Cooperación en las Américas”. Procuramos la colaboración y la complementariedad de nuestras actividades, así como estrategias para maximizar el impacto de nuestros recursos y crear condiciones para atraer mayores flujos de financiamiento para el desarrollo de la región.

 

En la última década, América Latina y el Caribe fue la región del mundo con mayores avances en equidad. Entre 2003 y 2012, la pobreza extrema se redujo a la mitad, la clase media creció en más de un 50 por ciento y la desigualdad disminuyó. Sin embargo, el trabajo no ha terminado. Para cimentar dichas ganancias y continuar avanzando en la agenda de inclusión, seguiremos coordinando y complementando nuestro apoyo financiero y técnico, incluida la promoción de cooperación Sur-Sur, la búsqueda de soluciones transformacionales y novedosos instrumentos financieros.

 

Al mismo tiempo, y a fin de alcanzar un crecimiento más robusto y a largo plazo, con un entorno externo menos favorable, seguiremos apoyando los esfuerzos de los países para aumentar la productividad económica. Para cerrar amplias brechas de competitividad, los países de la región buscan invertir en capital humano, infraestructura e innovación, entre otros.

 

La combinación de estabilidad macroeconómica, políticas fiscales prudentes, resistentes sistemas financieros y un creciente número de eficientes programas sociales, demuestra que la región se encuentra en un momento muy distinto de su desarrollo y en una sólida posición para enfrentar los nuevos retos.

 

Reanudar el crecimiento económico es un factor crucial para asegurar y expandir las recientes conquistas sociales. Igualmente importante es proporcionar beneficios que generen sociedades más justas, que mejoren la igualdad de género, el acceso de las personas de bajos ingresos a los alimentos, la vivienda, el agua potable, el saneamiento, al igual que atención de salud, educación y empleos de calidad.

 

Estamos listos para apoyar a los países de la región para responder adecuadamente a los nuevos retos, ofreciéndoles soluciones a la medida. Esto incluye el apoyo a sus esfuerzos para proteger los pobres y vulnerables, con la ampliación de redes de seguridad social y haciendo más efectivos los programas sociales existentes.

 

También apoyaremos iniciativas para encontrar respuestas subregionales a retos compartidos. Por ejemplo, a través del Caribbean Growth Forum, iniciativa conjunta del BID y el BM, buscaremos generar nuevas ideas y compartir experiencias que puedan servir al crecimiento económico en el Caribe.

 

Finalmente, ante el dramático reto que representan el crimen y la violencia para el desarrollo de países en la región, promovemos una respuesta integral que complemente los esfuerzos tradicionales de seguridad con educación, programas de prevención y participación cívica, y un mejor uso de la información para acciones sociales y policiales más efectivas. Para ello, seguiremos cooperando y utilizando fondos de asistencia técnica y nuestro poder de convocatoria para estimular diálogo y compartir experiencias exitosas.

 

 

Luis Alberto Moreno, Presidente, Banco Interamericano de Desarrollo Jorge Familiar, Vicepresidente para América Latina y el Caribe, Banco Mundial Enrique García, Presidente Ejecutivo,  CAF – Banco de Desarrollo de América Latina

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí