12 C
Montevideo
lunes, octubre 18, 2021
spot_img

Mica Kim: “Estoy en la búsqueda del camino hacia lo diferente”

Es una apasionada del arte, capaz de producir encanto con sus manos. Mica Kim es argentina y según relatan quienes le conocen personalmente es una mujer de un talento y belleza únicos.

Nos confesó que para sus cuadros usa óleo, acrílico, asfalto, y que la técnica va variando según la necesidad. También realiza grabados y tiene planes de empezar a conocer un poco más de escultura.

Detrás de cada obra creada hay una personalidad que trasciende y deja su marca, por tanto quisimos conocer más profundamente a Mica Kim, su pasión y su arte.

  1. ¿Para la gente que no te conoce, cómo te podrías auto-describir?

Es difícil encasillarme en una descripción… sobre todo cuando conviven tantas «Mica» dentro de mí. (risas) Me considero creativa, generalmente muy soñadora y otras tantas totalmente terrenal. Todo lo que emprendo lo hago al 100%, me definiría artista y doy todo para ello. Estoy en la búsqueda del camino hacia lo diferente, quiero dejar una marca en el mundo.

  1. ¿Qué es lo que te apasiona del arte?

Sus contradicciones, como que aparente inútil, pero sea tan tremendamente necesario; siempre se formularon grandes hipótesis respecto al arte, pero creo que nunca hubo ni una pequeña verdad. No hay ley aplicable, sus interpretaciones son infinitas, como también lo son sus formas, su carácter, sus procedimientos. Me apasiona estar embarcada en una especie de acertijo de naturaleza indescifrable, luchando por entenderlo, o por lo menos, intentar comprenderlo.

  1. ¿Cuáles son las técnicas que utilizas para crear tus cuadros?

La mayoría de mis cuadros se basan en la técnica de óleo y acrílico sobre tela. Sin embargo, en los últimos meses estuve experimentando con materiales poco habituales en la pintura, como asfalto por ejemplo. Materiales que son convencionalmente de grabado, y que al alcance de mi vista en el taller, terminaron víctimas de la tela. (risas).

  1. ¿Tuviste la guía de algún instructor o también sos autodidacta?

¡La GRAN pregunta!: ¿se puede enseñar el arte? Personalmente, desde chica tuve un componente artístico muy marcado y tuve la fortuna de poder aprender múltiples técnicas con una variedad de profesores. Todos fueron excelentes en la enseñanza de los elementos formales. Pero especialmente uno fue un verdadero maestro del sentimiento, Heriberto Zorrilla. Él logro ampliar en mí ese canal por el cual aflora a la tela, el patrimonio interno más profundo. Siento una terrible admiración por su historia y filosofía de vida (además de por su obra).

Como en el arte nunca se termina de «aprender» o de «saber», se podría decir que actualmente soy autodidacta.

  1. ¿Recuerdas la primera vez en que tus manos comenzaron a crear un nuevo paisaje?

Lo recuerdo… si lo miro desde la perspectiva de hoy, te diría que me encontraba en parte inhibida, tenía mucho residuo en mi mente de todos los preconceptos de lo que se suponía «que debía ser una cuadro», una pintura compositivamente equilibrada a nivel cromático tanto como formal. En ese momento estaba produciendo lo mejor que yo entendía y podía… sentía felicidad…  es difícil transcribir a palabras la sensación que me causó crear algo autentico, propio de mí. Bueno, creo que el arte existe ahí donde no llegan las palabras… pero puedo decir que mis enormes ganas y compatibilidad con la pintura fueron lo que me empujaron a seguir en el camino de la conquista del arte.

  1. ¿Según el Génesis, Dios crea el mundo de «la nada», de dónde crea el artista?

Ojalá pudiera tener la respuesta acertada… a veces cuando estoy en pleno proceso de creación siento una especie de alienación del mundo (la conexión más profunda conmigo misma). Cuando termino, ya no recuerdo que me llevó a dar tal pincelada o me asombro pensando: «Esto no lo podría volver a pintar ni aunque quisiera». Creo que el artista crea desde el diálogo de la inconsciencia voraz con la conciencia unificadora, que interviene de vez en cuando.

  1. ¿Cuál piensas es el fin en sí mismo del arte?

Pienso que el arte puede «transmitir» ideas, sensaciones, atmósferas que el lenguaje todavía no ha podido. No solo en el sentido de lo transgresor, sino que me refiero a todas las realidades existentes que no pueden ser dichas, ya que las palabras resultan insuficientes.

  1. Explícanos tu obra, ¿qué es lo que quieres transmitir?

Busco exteriorizar aquello que solo me permite la sensibilidad de la pintura. Por lo cual sucede que una buena obra siempre excede a lo que busco transmitir, es como si adquiriera independencia.

  1. Geométricamente, ¿cómo representarías la tolerancia en un mundo que parece haberla perdido?

Circulo

  1. Tus fotos son de una sesión fotográfica junto a Alejandro Carapella. ¿Cuál fue tu experiencia al trabajar frente a una cámara fotográfica como modelo?

La disfrute muchísimo. Estar frente a una cámara es un modo de arte, uno expresa con la mirada, en la íntima conexión que se establece con la cámara. Esta deja de ser el medio que capta simplemente un momento, para ser un medio que vuelve permeable al aura del fotografiado.

Personalmente, me encanto el juego casi teatral, de seducción y de intimidad. Particularmente, hacer fotos con Alejandro fue especial. Él es una persona que contagia su inagotable energía. Su espíritu visionario y emprendedor me suscitó mucha confianza en mí misma.

  1. ¿El arte es para ti un hobby, una profesión o una manera de vivir la vida?

Las tres cosas a la vez. Creo que el campo de las artes visuales es tan amplio y profundo que demanda mucha dedicación. No hay otra manera de avanzar hacia la maestría más que haciendo. Es mi profesión, pero es mucho más mi hobby y mi modo de vida. Mi salud mental está sujeta al constante hacer, crear, pintar. Los obstáculos que encuentro en alguna pintura o los proyectos de obra me siguen hasta en mis sueños. Y el modo que tomo decisiones en el hacer de un cuadro es sorprendentemente paralelo a mi actitud para con la vida.

  1. Quienes te conocen dicen que puedes ser una modelo perfectamente por tus rasgos y belleza ¿tienes algún objetivo o ideal máximo en la vida?

Suelo ponerme ideales más cercanos al hoy y no tan extravagantes, ir paso a paso, no tengo definido todavía mi ideal máximo pero sé que va a ser algo muy grande (risas). Es como en el proceso de una obra: en el principio, es siempre un precipicio. No conozco el resultado final, pero en el hacer guiado por el sentir llego a la conclusión de algo incalculado, extremadamente satisfactorio pero que quiere más. ¿Sería entonces posible tener un objetivo máximo en la vida y quedarse satisfecho cuando se alcance? Lo dudo…

*** Quienes quieran conocer más sobre su obra pueden ingresar a http://www.micakim.com

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias