La Asociación Nacional de Afiliados (ANDA) lidera el mercado de garantías de alquiler con 33.000 contratos vigentes, una cifra alcanzada antes de finalizar setiembre que le permite superar en un 10% sus previsiones para todo el año.

 

El director de Alquileres de ANDA, Flavio Porras, resaltó que el servicio que ofrece la entidad para propietarios e inquilinos se destaca por su velocidad, ya que las garantías se otorgan mayoritariamente en un plazo de entre 24 y 48 horas.

 

También indicó que la solicitud de garantías de alquiler asociadas a ingresos es la alternativa que más crece en el mercado, desplazando a otras opciones como depósitos y garantías hipotecarias. “Nuestro sistema es muy ágil y brinda seguridades a ambas partes. Por eso es tan aceptado”, afirmó.

 

Por otro lado, Porras adelantó que, con el objetivo de respaldar al sector de las pequeñas y medianas empresas, ANDA lanzará en los próximos días un servicio de garantía de alquiler para personas jurídicas.

 

Las solicitudes de garantías de alquiler pueden tramitarse en cualquiera de las sucursales de la institución, distribuidas en los 19 departamentos del país. En la capital, además, la entidad dispone de un local dedicado exclusivamente brindar este servicio, ubicado en avenida 18 de Julio 2227.

 

Arrendamiento con opción a compra.

 

El año pasado, en el marco de la ley de vivienda social, ANDA presentó una innovadora alternativa para cumplir el sueño de la casa propia. Esta opción, orientada a sectores de la población con ingresos medios y medios bajos, combina su servicio de garantía de alquiler con la posibilidad de adquirir un inmueble, sin necesidad de que el inquilino cuente con ahorro previo ni que solicite un crédito bancario.

 

Para implementar esta solución, la institución adquirió cinco casas en el conjunto habitacional “Aires de Jacarandá”, de Paysandú, y otras cinco viviendas en el complejo “Los Laureles”, de Salto. Las casas, que cuentan con dos dormitorios cada una y están rodeadas de espacios verdes, fueron asignadas mediante sorteos en los que participaron socios de ANDA de ambas ciudades.

 

Los ganadores firmaron un contrato de arrendamiento por 25 años en Unidades Indexadas, unidad monetaria elegida para evitar que un reajuste anual afecte la economía familiar. Una vez culminado el período de contrato, las viviendas pasarán automáticamente a ser propiedad de los arrendatarios.

 

ANDA tiene proyectado implementar esta novedosa herramienta entro otros puntos del país en los próximos meses.