Caras NuevasTitulosDestacados

Te presentamos a Gabriela León, una de las tres ganadoras de La Modelo del Año

Gabriela León fue seleccionada para participar en La Modelo del Año, producido por María Inés Rodríguez, y resultó en una de las tres ganadoras del certamen más importante de modelos que se realizó durante el 2018 en nuestro país.

1. ¿Cómo surge tu pasión por el modelaje?
Desde muy chica, una de las cosas que llamó mi atención siempre fueron las modelos, incluso cuando no entendía nada siendo tan niña, me quedaba pegada mirando el televisor con los desfiles. Luego terminaba imitando lo que veía; revolvía los armarios para vestirme, maquillarme y terminar haciendo un desfile en casa donde tenían que tomarse el tiempo para verme porque yo planeaba todo. Mi madre por momentos me decía que dejara de arrastrar sus vestidos porque si se descuidaba yo sacaba lo que más me gustaba, igual con los zapatos. En un momento me había dicho que ya no lo hiciera y papá se reía mucho con todo, terminaba siendo divertido porque me aplaudían y según yo me veía divina. Mis hermanos menores siempre eran perseguidos como víctimas para que cooperaran a mis desfiles en casa, era todo un evento que armaba. Mi madre siempre apoyaba todos mis inventos y de hecho siempre me tenía vestida como si fuera una muñeca, todo el tiempo algo distinto, tanto conmigo como mis hermanos y pasaba un buen rato tomando fotos de todo, pero para los niños la ropa de los adultos siempre es más llamativa.
Con los años, cuando tuve más conciencia real de todo me fui interiorizando en lo que tenía que ver en materia de moda, tanto nacional como internacional, quienes eran los modelos, los diseñadores y es algo que perdura hasta el día de hoy, siempre tengo algún favorito. También estudiaba mucho las poses, la forma de pararse o los gestos que hacían, literalmente desde chica ser modelo fue un “plan A” hasta que llegó la realidad de tener que estudiar enserio y elegir entre mis demás opciones. Cualquier cosa que tenga que ver con moda o estética es algo que me encanta y siempre estoy averiguando, buscando y aprendiendo lo que pueda.
2. ¿Cómo fue tu experiencia en el Elite Model Look?
Elite Model Look 2007 fue mi puerta de entrada a Valentino Bookings, algo distinta al general de las chicas que se vuelven parte de una agencia; mi entrada fue bastante accidentada con un rechazo de primera. Cuando comenzaron a hacer el scouting para el certamen mi madre se enteró y sabiendo lo que me gustaba todo ese mundo, me lo comentó aceptando y animando a que me inscribiera, a veces uno le gusta algo pero siendo tan chica, tenía más o menos 13 años, le da miedo o nervios, pero estaba más que encantada. Realmente no tenía idea real de a lo que iba, yo siempre miraba todo pero hacerlo siempre es muy diferente, de todos modos el entusiasmo estaba ahí. Mi madre averiguó por un fotógrafo, eran de bikini me acuerdo y todo un acontecimiento para mí, pero nunca tuve vergüenza de esas cosas, crecí con mi madre siendo la fotógrafa de la casa; con las fotos listas envié mis datos y todo como correspondía para la inscripción, después de eso había que esperar varios días a qué llamaran, se inscriben cientos de chicas pero una no pierde la ilusión, menos con esa edad.

Lo gracioso del tema comienza cuando no llaman y yo estaba esperando bastante ansiosa, porque si no quedaba para el Elite Model, yo igual quería pertenecer a la agencia así que mi madre decidió llamar sobre las fechas de cierre y cuando le atiende uno de los bookers, en ese entonces, el diseñador Javier Ramírez, mi madre le cuenta toda la historia de que había enviado la inscripción de su hija para y si se sabía algo, pero claro además que yo deseaba formar parte del staff de la agencia, Javier le comenta que scouting estaba llegando al final, que no se ocupaba de eso, pero que posiblemente no habría quedado entre las chicas pero que iba a averiguar sobre la situación, de todos modos, tengo una madre bastante perseverante y sin mentir lo tuvo como una hora hablando al teléfono, me acuerdo textual que le dijo “Es como una Barbie tamaño real”, tanto así que él aceptó haciendo fuerza y hablando en la agencia para que me tomaran una entrevista personal en la agencia para que me vieran quiénes estaban realizando el casting del Elite Model. Con esa oportunidad y cero ideas de maquillaje, fui a la peluquería, me arreglé y me llevó, cuando me atiende el mismo Javier, no daba crédito la mala pasada que habían jugado las fotografías y luego de presentarnos le dice que tenía razón en todo lo que había dicho, que no había hecho una exageración y que él había creído era una de esas madres que ven a los hijos lindos; de hecho lo dice hasta el día de hoy, siempre a modo de chiste, porque gracias a él y que escuchó todo, pude llegar hasta ahí. De hecho hasta luego de un tiempo con él tuve la oportunidad de trabajar y recientemente volvimos a hacerlo juntos, el fue importante en ese momento y lo sigue siendo, de hecho él fue quien me vistió para esta entrevista con un diseño muy lindo, así que también le agradezco eso. Volviendo al recuerdo, atrás de él aparece Ángel Cairo, quién se encargaba de hacer el scouting para el evento y cuando pregunta mi nombre, le volvemos a contar la historia, pero el hombre no recordaba mucho haber visto mi cara entre las fotos hasta que recordó y me dijo que mis fotos las tiraron porque eran horribles. Sin exagerar, ambos quedaron encantados y no entendían cómo no me habían elegido entre las participantes, estuvimos un rato con una pequeña entrevista y sin más me mandó casi corriendo a las pruebas de vestuario que estaban haciendo aquel día para cuando fuera el evento. Yo no entendía nada, había pasado de una negativa del scouting, a las pruebas. Llegué un poco más tarde, tuve que explicar que estaba en una entrevista en la agencia y a regañadientes me atendieron porque dije que me habían enviado ellos más tarde. De ahí en más pasé todas las instancias hasta la final, salí 4ta finalista y firmé el contrato teniendo la reunión con Carlos Cámara para empezar a trabajar con ellos, siempre estuve acompañada de mi madre desde el ingreso, hasta que tuve la mayoría de edad.

Ese año fue una experiencia super loca y rara, llena de nervios, con mucha ilusión también, pero distinta a la típica de todas las chicas que fueron descubiertas o pasaron un certamen; lo disfruté mucho, más aún cuando luego se comenzaban a dar pequeñas oportunidades que me hicieron aprender un montón de cosas, ahí no importa cuanto hayas investigado, porque hacerlo es un mundo completamente distinto.

3. ¿Cuál de todas tus cualidades piensas que es tu fortaleza para triunfar como modelo?
A lo largo de los años, desde que ingresé a Valentino, he aprendido muchísimo, tuve la oportunidad de hacer el curso de modelos en la escuela de Silvia Holly, hace años ya, algo que me sirvió mucho no solo para la carrera, sino a nivel personal, cómo vestir, maquillarte, peinarte y todo lo que debe tener una modelo fuera de la belleza que es subjetiva. Una debe estar lista para todo, desde como caminar, desenvolverse frente a las cámaras y hasta como hablar para presentarse, aunque yo siempre creo que en parte es un principio básico de educación y valores también, es un conjunto. De ahí no solo salís cambiado como modelo, sino como persona, ayuda mucho a pulir la imagen, porque son cosas que se te van quedando en uno hasta de modo inconsciente.
Hablar de una cualidad como tal a veces me cuesta bastante porque no soy buena definiendo eso, creo que lo ven los demás a la hora de elegir a las personas para algo, pero soy fiel creyente de que más allá de saber o no, hay que disfrutar lo que se hace, con buena energía y dedicación; eso es un 80% en este trabajo, porque lo demás se puede aprender y hay gente que lo trae innato, pero el disfrute es algo que viene de cada uno y se transmite a las personas con las que te estás rodeando en ese momento, ellos ven todo en el lenguaje corporal, en la forma en que tratas a los demás cuando llegas y se nota cuando es algo forzado y sin ganas.
Personalmente me encanta ésto y lo disfruto un montón, siempre estoy abierta a poder aprender cosas nuevas de cada persona que me cruzo ya sea una vez en la vida o cien porque todos tienen algo que aportar, en éste medio siempre hay algo nuevo que aprender y cuando disfrutamos, los demás disfrutan, se transmite y aprendes mucho más. Creo que es uno de mis puntos fuertes, siempre intento llegar con la mejor energía y disposición sin importar que tan casada esté, porque cuando haces algo que disfrutas, sin importarle la carrera, te motivas más.

div dir=”auto”>

4. ¿A qué dedicas tu tiempo libre?
Dejando de lado todo, mi tiempo libre lo aprovechó con mi familia, para hacer cualquier cosa que se planee en el momento o simplemente compartir una serie de televisión. Viviendo en la costa, es muy fácil salir a recorrer y terminar en la playa o algún lugar natural donde despejarse un poco; no soy de tener una larga lista de amigos y con los trabajos y horarios distintos a veces es difícil congeniar, sin embargo a veces se dan esas oportunidades. Tengo varios amigos fuera del país, de esos que haces de forma casual pero están pendientes de como me va en todo, así que también me tomo mi tiempo con ellos haciendo alguna videollamada o simplemente hablando, me encanta conocer personas de diferentes países y que me cuenten de su cultura o hablar de cosas diarias, es algo interesante; no hice caso al “no hables con extraños” pero para mí suerte me salió muy bien, tengo una amiga que vive cerca, viaja de Argentina en verano y también le devolví la visita, me falta conocer varios más, son cosas lindas que se dan.
Suelo leer, lo que sea, desde el libro a una revista, artículos que salgan en redes sociales sobre diversos temas, me gusta hacerlo por el placer de aprender, me paso horas viendo muchas cosas relativas al maquillaje o estética capilar, me gusta siempre ver qué hay de nuevo y buscar quién me presta su cabello o rostro para intentar algo, son profesiones donde siempre están apareciendo técnicas o estilos nuevos, así que no te aburres nunca de buscar. No quiero caer en el cliché de “miro muchas cosas sobre moda”, pero eso también es cierto y ya lo dije antes.
5. ¿Qué haces para mantenerte en forma?
Con esto soy un poco complicada, antes solía tener más tiempo libre para poder dedicar al gimnasio, menos obligaciones hacían que me dedicara de lleno al cuidado del cuerpo, aunque a medida que llegan las responsabilidades, con el trabajo que tenía en el salón donde estaba, me costaba mucho poder continuarlo como siempre fue, además que acomodaba los horarios para poder realizar los castings y lo he relegado en el último tiempo aunque en casa uno puede hacer algo para mantenerse activo, así no sea tan exigente; nuevamente estoy con la disponibilidad de lleno en ésto, lo que hará que pueda reintegrar las rutinas como eran antes.
Fuera de las rutinas de ejercicio, porque uno puede internarse y no tener un resultado, es importante comer variado y sano, tomar agua, eso ayuda mucho a que el cuerpo esté bien, no solo por la imagen que se debe presentar, sino para soportar todas las idas y vueltas. En mi caso, como de todo, por lo general casero, tengo más restricciones y cuidado en ciertos alimentos por motivos de salud, ya que no puedo comerlos, que por “prohibiciones” relativas a la profesión. Soy de los que dicen que se puede comer de todo sin exceder, hay que tener un control de ciertas cosas que uno ingiere, no solo por una figura que mantener, ya sea por gusto personal o trabajo, sino para una buena salud. De nada sirve mantener una cierta figura, cual sea, si no es un cuerpo sano y fuerte sobre todas las cosas, muchas veces las personas, en general, olvidan ese detalle queriendo tener un peso o ciertas medidas porque sino “no se ven bien” y necesitan ya el cuerpo para el verano. El cuidado es algo que debe mantenerse siempre y no por conveniencia; si el cuerpo está sano, lo demás seguirá el curso normal, nos sentiremos bien y se va a compensar con una rutina de ejercicio.
A modo de ayudar con todo, es bueno el cuidado de la piel con cremas humectando y limpiándola del modo adecuado al tipo de piel que tenemos, para que se vea y esté lo más sana posible, pero todo eso es un plus, ya que si la alimentación y la hidratación es correcta, se nota en el color de la piel y como luce por sí misma; también me cuido mucho del sol con pantallas altas, es algo a tener en cuenta siempre porque hace mucho daño, en especial mi piel demasiado sensible así que es un cuidado extra que no puedo dejar pasar por las manchas o marcas que se pueden formar sin contar otros daños que hace la exposición, pero sin importar una profesión, aunque en ésta es importante esté lo mejor posible y lista para trabajar, son hábitos que hay que tomar en cuenta con más frecuencia por nuestro bien más que por un sentido estético.
6. ¿En qué te inspiras a la hora de vestirte? ¿Tienes un diseñador favorito?
No tengo una inspiración “fija” para vestirme, no es que miro algo y lo quiera usar tal cual o sigo a alguien en especial que inspire en el estilo que lleva. Todo lo observo y creo mi punto de vista, hay cosas que la gente dice “ésto está de moda y es súper divino” y lo usan solo porque está impuesto y no se fijan si calza bien o si al menos les es cómodo, dicen que la moda no incomoda, pero también hay que pensar no solo si nos queda bien o es lindo, sino como nos hace sentir. Soy bastante cambiante, un día salgo a la calle con un vestido super femenino y colorido, pero al otro día ando vestida de negro o hasta con alguna prenda masculina, pero nadie se da cuenta de eso; uso las cosas que me gusten cuando las vea y que sobre todo me den comodidad. Para mí la forma de vestir no es sólo algo que diga mucho de alguien con la primera impresión, sino también como te sentís y como dije antes, eso lo transmitís, todo pasa por ahí y no hay nada peor que estar incómodo con lo que uno viste porque se proyecta a los demás. Si uno no se ve bien a sí mismo y convencido con lo que lleva, los demás tampoco van a verlo, así lleves el vestido más espectacular.
Cada tanto soy de revolver el armario, guardo muchas cosas “por si las dudas” que a veces tienen un uso y quedan en el rincón hasta que decida cuando volver a llevarlas, y un día digo “voy a ver qué tal ésto”; teniendo dos hermanos varones, entro a sus armarios y les digo “¿Esto lo vas a usar o me lo puedo quedar? Porque me gusta” a veces ellos mismos me dicen “Tengo tal cosa que quizás te gusta” porque no tengo un estereotipo de ropa para ponerme, de hecho cuando lo uso, además de que nadie lo nota, salen con un “qué lindo eso” y ahí les doy la explicación de que lo saqué luego de algún tiempo guardado.
Hace poco me pasó antes que terminaran los fríos con una chaqueta casual de pie de pool que tengo, estaba guardada hacía un buen tiempo, recuerdo la use algún que otro invierno y muchos veían raro, porque no estaba impuesto ese tipo de estampados desde hace años, éste inverno se llevó varios elogios y mi contestación era “si supieras hace cuánto la tengo”, pero nadie le dió interés hasta que ese tipo de impresiones volvieron con fuerza y no son ajenas, son clásicas y muchas personas las usan, pero hasta hace un año o dos, sólo la usabas si tenías “cierta edad”, así como los Príncipe de Gales que ahora están por todos lados y son lindos, es bueno hayan vuelto, pero los usan de forma masiva hasta el aburrimiento sin fijarse mucho en otras variedades, sólo por estar de moda y no es algo que yo apruebe del todo. Es genial seguir la moda, a mí me encanta como todo vuelve renovado, con un toque más actual y como va variando o evolucionando, pero siempre es bueno estar cómodo y cada tanto ponerle un toque personal o algo distintivo así no sea una llueva de colores o algo exagerado, pero sí que sea nuestra esencia, sino todos estamos iguales. Algo que tengo mucho, son prendas atemporales, siempre vienen bien para compensar todo, los básicos no pasan de moda nunca y siempre visten bien a cualquier tipo de persona.
En cuanto a diseñadores, uno de mis favoritos de siempre, desde hace muchos años cuando vi y tuve conciencia quién hacía los vestidos que siempre me encantaban, es Pablo Suárez, siempre que decía “me encanta ésto” era de él, con el tiempo miraba los desfiles y ponía mucha atención, sus colecciones siempre me gustaron; en general me gusta el diseño nacional, como trabajan y la dedicación, pero él es unos de mis favoritos y me encanta aún más que está siempre con su modelo, una de mis favoritas también, Victoria Zangaro, siempre se me hizo una mujer hermosa y muy buena modelo.
En cuanto a lo internacional también observo todo, de allí viene mucho de lo que consumimos y de dónde se inspira parte el trabajo que hacen aquí en cuanto a fotografía, estilos y demás; son grandes referentes en materia de moda muchas ciudades europeas y claro norteamericanas, tendemos a mirar hacia afuera para guiarnos, pero va en cada quien lo que lo inspira. En el último tiempo, desde que comenzó Donatella con el Tributo a Gianni, estoy encantada con Versace, si bien me gustó siempre y tiene su nombre en lo alto, creo que fue un gran trabajo traer esa marca registrada nuevamente en el modo de diseño y que ahora se mantengan esos estampados tan distintivos, aunque también puede que caiga en lo repetitivo, es Versace y nadie puede decir algo por eso porque a todos nos gusta. Luego de que tuvo sus altas y bajas, como a todos les puede pasar, es algo que estoy mirando mucho en las últimas semanas. Otra que me gusta mucho, es Jeremy Scott con Moschino, por la originalidad que tiene, los colores llamativos y como hace esos diseños tan controversiales, no tienen que ver con el uno con el otro, pero en esos gustos gustos se ve lo variante que soy a la hora de elegir en cuanto a moda.
7. ¿Cuál fue tu sentimiento al ser elegida entre las 3 mejores de La Modelo Del Año?
Si bien he tenido la oportunidad de participar en algún que otro certámen, jamás gané alguno; cuando uno es más chico tiene esa ilusión de las cosas solo sucedan, con los años te das cuenta que no es así, a veces se dan o no, pero siempre hay que rescatar todo lo que se aprende de cada instancia y etapa. Cuando me avisaron que había sido elegida por María Inés Rodríguez para participar en la realización de aquel evento me puse super contenta, tenía tiempo sin hacer realmente algo así, además el hecho de que te elijan sin conocer es todo logro, porque luego cuando vas a la entrevista personal para hacer los castings que le siguen, la persona puede estar satisfecha con lo que ve o puede llevarse un disgusto, elegir por fotografía solo se ve un rostro y no se sabe el resto; cuando llegué a la primer reunión si te digo que estaba nerviosa, sería mentira.
No recuerdo haber estar estado tan tranquila y segura de todo como lo fue en las instancias de La Modelo Del Año; con los años se van aprendiendo cosas, una de ellas es que tienes un cincuenta por ciento de ganar y otro de perder, debes estar con eso mente sin ser pesimista, sino tener idea de las cosas que pueden suceder, eso no significa que no tuviese las ansias de ganar, pero solo evaluar esa posibilidad hace que luego el golpe sea fuerte cuando no sucede, de la otra forma, si las cosas no salen como planeaban, puedes volver a armarte y seguir mejorando evaluando los errores, porque no sabemos todo y es algo que hay que aprender a admirtir.
Mi madre siempre me dijo que hay que ser buenos perdedores y cuando me toca, lo acepto en cualquier ámbito, pero eso no es signo de no volver a intentar. Uno debe estar con la mente segura de lo que es, de lo que puede ofrecer y además luego de todo evaluar qué sucedió, qué mejorar para la próxima, porque es lo que uno saca de este tipo de cosas, mucho aprendizaje. Salir entre las tres mejores, para mí fue todo una sorpresa, estuve mucho tiempo quieta y si bien tenía una mente super positiva, estaba contenta con haber llegado al día final, me sorprendió gratamente.
La verdad estaba contenta desde el inicio porque notaron algo en mí dando la oportunidad de que lo mostrara e intenté hacerlo valer de la mejor forma, yo puse todo, esperando lo mejor pero no ciega en eso, solo presentarse era una oportunidad excelente incluso sin tener uno de los mejores puestos. Hay mucha gente observando siempre que sucede, cómo te mueves, qué haces y cómo te desenvuelves en la pasarela, incluso cuando no nos damos cuenta, nos observan y puede dar buenas oportunidades sin necesidad de ganar, así que solo haber llegado a la final para mí era perfecto, lo demás, saliendo entre las tres mejores, fue un plus que me dejó muy feliz; con los días obtuve varios mensajes por instagram con buenas críticas y palabras muy lindas que me dejaron aún más feliz, varios dijeron que les gustó mi desempeño, que iban a tenerme en cuenta para futuros trabajos y me hizo sentir que el cometido lo logré.
Detalles:

Nombre completo: Gabriela León
Edad: 24 años
Estado Civil: Soltera
Altura: 1.74
Medidas: 85-64-94
Color de ojos: Verdes
Color de pelo: Rubio
Una Bebida: Agua
Una Comida: Pasta
Un Libro: La Ladrona de Libros
Un Perfume: Chanel No. 5
Una canción: November Rain – Guns N’ Roses
Un SuperHéroe: Ironman
Mascota favorita: Gatos
Tu pasión más grande: Ser modelo
Ciudad en que vives: El Pinar
Ciudad de nacimiento: Montevideo
Estudios cursados: Bachiller en derecho, peluquería, maquillaje, Inglés.
Fotos: Richard Sosa

Vestido: Javier Ramírez
Locación: Regency Way

Mostrar más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Adblock detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: