AFAP SURA fue líder en rentabilidad en 2018

Los ahorros administrados obtuvieron rendimientos por encima de la inflación y dieron más ganancias a sus afiliados que la media del sistema previsional.

Comprometida con la administración y el crecimiento de los ahorros de sus clientes, AFAP SURA fue la administradora de fondos que más hizo crecer los ahorros para la jubilación de sus afiliados en 2018, siendo líder en rentabilidad.

Midiendo la rentabilidad en Unidades Indexadas (UI) -ganancia por encima de la inflación- y en Unidades Reajustables (UR) -ganancia por encima del promedio de crecimiento de los salarios-, durante ese año los ahorros administrados por AFAP SURA obtuvieron rendimientos positivos en términos reales para sus afiliados, pese a que el contexto fue de retornos negativos a nivel mundial.

En este sentido, según datos del Banco Central del Uruguay, AFAP SURA logró un 0,61% de rentabilidad en UI en el promedio del fondo de acumulación y el fondo retiro, mientras que el sistema en su conjunto cerró en 0,11%. A su vez, registró una tasa de ganancia para sus clientes de 1,32% en UR en comparación con 0,81% del promedio del sistema.

En términos nominales, la rentabilidad del fondo de acumulación fue de un promedio de 13,95% en los tres últimos años y de 13,69% en cinco años. En tanto, el fondo de retiro presentó una rentabilidad promedio de 13,10% en tres años y de 14,29% en cinco años, resultados que también confirman el liderazgo de AFAP SURA en rentabilidad.

Es importante destacar que la rentabilidad que alcanza la AFAP es sustancial para el cliente, a la hora de determinar las proyecciones de las jubilaciones. Por ejemplo, un afiliado de 22 años que cobra $ 20.000 pesos y está afiliado a AFAP SURA, jubilándose a los 65 años cobraría el 95% de su sueldo por lo ahorrado entre la AFAP y el Banco de Previsión Social.

Si el trabajador estuviera afiliado a otra AFAP, con una rentabilidad promedio del sistema y menor a la de SURA, dicha tasa sería de 92%. Manteniendo el mismo ejemplo, el afiliado cobraría unos $ 1.000 menos en promedio. En la medida que el salario aumenta, la diferencia gracias a la rentabilidad también se amplía.

Además, también existe una diferencia importante entre un joven de 22 años que comienza a trabajar y se afilia a la AFAP marcando el Artículo 8 de la Ley 16.713 y alguien que no lo hace. El mismo regula la forma en la que se distribuyen los aportes y permite obtener mayor ahorro por el sistema de capitalización individual al transferir una mayor parte de los aportes a la Cuenta de Ahorro Individual en la AFAP. Por ejemplo, en el caso de un afiliado de 25 años que gana $ 25.000 mensuales, con el Artículo 8 al jubilarse a los 65 años obtendría una tasa de reemplazo de 91% y sin haber elegido la opción sería de 73%.

La edad de afiliación también es fundamental e incide en la jubilación futura. La diferencia entre una persona que decidió afiliarse a los 20 años y otra que lo hizo a los 25 años, por ejemplo, es significativa. Con un salario de $ 25.000 la primera de ellas cobraría una tasa de reemplazo de 96 % en el momento del retiro mientras que en el segundo caso sería de 89%.

*Las tasas de remplazo fueron calculadas para una edad de jubilación a los 65 años. Dichas tasas pueden variar significativamente si no se mantienen los supuestos realizados por el programa de cálculo que utiliza AFAP SURA y que considera entre otras cosas, la edad de jubilación, la densidad de aportes, las rentabilidades del fondo, etc.

La información antes indicada debe tomarse como estimativa, sujeta a eventuales cambios considerando la situación particular de cada trabajador, y no garantiza ni proyecta rentabilidad alguna del fondo de ahorro previsional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí