Voluntarios de SURA colaboraron con el Centro Juvenil y Deportivo Quebracho

El centro ubicado en Colonia Nicolich trabaja con unos 120 adolescentes y sus familias.

En el marco del Programa Sumando Voluntades de Fundación SURA implementado desde el año 2017, voluntarios de SURA Asset Management Uruguay y Seguros SURA concretaron una nueva acción de Responsabilidad Social Empresarial con el acondicionamiento de la Asociación Civil Cuacua Sporting Club, conocido como el Centro Juvenil y Deportivo Quebracho, ubicado en la localidad de Colonia Nicolich.

Esta organización sin fines de lucro busca transmitir valores y promover la educación y el trabajo de jóvenes de entre 12 y 19 años a través de deportes, como el atletismo y el boxeo.

Allí, integrantes del equipo de Quebracho se encargan de orientar a los adolescentes y a sus familias de bajos recursos económicos para que puedan salir adelante. La tarea diaria está focalizada en tres ejes fundamentales: Educación, Deporte e Integración.

Esteban Pignanelli, CEO de Seguros SURA, destacó el “noble desafío que enfrentan los voluntarios de la compañía año tras año, brindando bienes intangibles tan valiosos como el tiempo y el esfuerzo para mejorar la calidad de vida de quienes más lo necesitan”. “Saber que nuestro pequeño aporte puede significar un gran cambio para las distintas comunidades nos impulsa a seguir apostando por más proyectos como éste”, señaló.

Por su parte, el vicepresidente de Wealth & Asset Management de SURA Asset Management, Gerardo Ameigenda, participó de la actividad y se refirió a la importancia que tienen los programas de voluntariado, tanto para quienes participan como para los beneficiaros, por los valores que fomentan, como la solidaridad, el respeto hacia el otro, la tolerancia, el compromiso y el trabajo en equipo.  “El hecho de que cada vez más colaboradores se sumen a esta causa representa un orgullo para nosotros y nos muestra que vamos por el camino correcto”, reflexionó Ameigenda.   

Gracias al proyecto Sumando Voluntades, que moviliza a miles de personas en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Uruguay de forma simultánea, se ha contribuido al bienestar de las comunidades de Latinoamérica a través de diferentes iniciativas.

En Uruguay, se ha logrado cambiar las condiciones de escuelas y espacios públicos para promover la convivencia ciudadana. Durante la última actividad, llevada adelante en el mes de octubre, un importante número de colaboradores participaron en el reacondicionamiento del parque y las rejas de entrada del Centro Quebracho, así como en el armado de una huerta destinada al proyecto educativo.

Asimismo, se pintaron cuatro salones donde se dictan clases y se reconstruyó un mural de gran valor para todas las personas involucradas con el club. Las tareas propuestas en esta oportunidad estuvieron alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, relacionados con la promoción de educación de calidad y las ciudades sostenibles.  

Las acciones además se enmarcaron dentro de los objetivos de desarrollo sustentable que la compañía se ha trazado a nivel corporativo y que este año se enfocaron principalmente en actividades orientadas a la educación y sostenibilidad. A su vez, se buscó satisfacer las necesidades que poseen los espacios públicos y comunitarios en cada territorio.

Para los voluntarios, ser parte de este programa genera sentido de unidad, multiplica el impacto de sus acciones positivas, fomenta el desarrollo personal y profesional de cada uno y aporta al crecimiento empresarial.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí