¿Imagina pagar 10 veces más por unas zapatillas Converse que lucen usadas que por unas nuevas? En el sitio web de esta marca las populares botas de lona cuestan 55 dólares, pero unas muy similares sucias, arrugadas y deshilachadas se venden en Barneys por US$ 565.

¿Moda o estupidez? Más bien podría decirse que se trata de una tendencia, pero aunque pudiese ser para todos los gustos, no lo es para todos los bolsillos. Así, los zapatos nuevos con aspecto desgastado son lo nuevo del mercado del calzado de lujo para los ricos.

En el sitio Jezebel explican que hacer que un zapato luzca desgastado requiere mucho uso, que implica caminar y hacer tareas que no son propias de quienes tienen más dinero. Y si los ricos desean vestir «zapatos viejos» simplemente pueden comprarlos nuevos. Noticias 24