Una pareja se casó al pie de una colina sobre el río Yeniséi, en alrededor de menos 25 grados Celsius (menos 13 Fahrenheit), en un suburbio de la ciudad siberiana rusa de Krasnoyarsk.

La pareja soportó las bajas temperaturas y la nieve, para fotografiarse en distintos puntos de la colina , entre ellos sobre una roca cubierta de nieve. Reuters