Nunca se es demasiado joven para tener un día de spa y eso lo demuestran estos bebés que reciben un tratamiento real en Londres a punta de hidroterapia y masajes.

El inusual lugar ofrece mimos para los recién nacidos, como masajes de lujo e incluso tratamientos adaptados especialmente para ellos.

Laura Sevenus posee y opera el spa, ella explica que bebés tan pequeños como de dos días de vida han disfrutado de sus sesiones, que incluyen el uso de anillos flotantes para que puedan refrescarse en una piscina.

“Baby Spa crea una experiencia tranquila, relajante y divertido tanto para la madre y como para el bebé”, explica la también ex nadadora profesional.

Según Laura, el tratamiento más popular es el flotador Bubby, que permite a los pequeñitos descansar cómodamente en la superficie del agua. “El Bubby es un dispositivo de flotación patentado que se ajusta holgadamente alrededor del cuello del bebé de manera segura y cómoda”, dijo.

Con información de Daily Mail