Ya se instalaron 12 ecopuntos, se entregaron dos enfardadoras en las plantas de reciclaje y se generaron sinergias entre los distintos actores de la comunidad para impulsar el recupero de materiales reciclables.

La puesta en marcha del proyecto “Mi Ciudad Sin Residuos”, un acuerdo de cooperación entre Coca-Cola Uruguay, DERES y las intendencias de Soriano y Río Negro, ha facilitado la instalación de los primeros 12 ecopuntos en Río Negro y Soriano, incentivando a los ciudadanos a separar los materiales reciclables del resto de sus residuos y depositarlos en estos contenedores especiales, para su posterior transformación en nuevos recursos.

Todos estos puntos fueron georefrenciados y puestos a disposición de los ciudadanos a través de la aplicación ¿Dónde Reciclo?, la plataforma interactiva y gratuita impulsada por CEMPRE, que brinda la geolocalización de los puntos de recepción de PET, latas, envases de cartón y papeles, para su posterior reciclado. Por su parte, en Mercedes, Soriano, se implementó la APP Greener, una solución tecnológica que busca conectar a grandes generadores de residuos con la recolección selectiva de la Intendencia del departamento, incorporando un nuevo circuito comercial que no estaba comprendido hasta el momento. Gracias a ello se ha alcanzado una notoria adhesión por parte de todo sector comercial..

Asimismo, el programa busca optimizar la infraestructura de las plantas de reciclaje con la incorporación de balanzas, entre otros elementos, y dos enfardadoras para compactar los materiales reciclables, logrando así mejorar el procesamiento y capacidad de almacenamiento. A esto se suma el ciclo de capacitaciones, ofrecido a los clasificadores y operadores de ambas plantas, respecto al manejo de esta maquinaria y a la mejor clasificación de los materiales. A su vez, para la planta de Fray Bentos, se hizo entrega de un motocarro que permitirá a los trabajadores dar apoyo al circuito limpio, llegar a lugares donde aún no se accede y mejorar la cobertura de la recolección de materiales reciclables.

La articulación entre el sector público y privado ha generado un verdadero efecto multiplicador, ya que las distintas empresas se comprometieron y sumaron puntos de entrega voluntaria que contribuyen a potenciar los resultados. En Río Negro, por ejemplo, se avanzó en la implementación de 18 cestos para la entrega voluntaria de materiales de reciclaje y se espera alcanzar los 200 para fin de año. Esta propuesta permitirá ampliar el circuito limpio a través de la implementación de nuevos lugares de disposición de reciclables, que se suman a los 38 que ya había dispuesto la Intendencia. Por otra parte, para la elaboración de estos cestos se generó una articulación público-privada entre los responsables del proyecto, el gobierno departamental y las personas privadas de libertad de la Unidad Nº 11 Cañitas del Instituto Nacional de Rehabilitación, quienes aportaron la mano de obra para su confección. 

Para potenciar aún más el compromiso de la ciudadanía, en las próximas semanas se lanzará una campaña de comunicación dirigida a vecinos y comerciantes, con el objetivo de generar conciencia sobre la importancia del reciclaje y estimular la participación en las tareas de separación de reciclables en el hogar. Bajo el concepto «La transformación empieza con vos», se desarrollaron piezas publicitarias como afiches de vía pública, contenidos para redes sociales y radios locales, hasta ecobolsas e imanes para hogares, afiches para instituciones, folletos y adhesivos para los comercios que se suman al llamado circuito verde.

“Mi Ciudad Sin Residuos” es un programa que se enmarca en la estrategia global de “Un Mundo Sin Residuos”, un plan holístico que lleva adelante la Compañía junto a sus socios embotelladores y que busca disminuir el impacto de los envases en todo su ciclo de vida, desde su diseño y producción, hasta su recolección, reutilización y reciclado.