En procura de acercarse más a sus clientes para brindarles un mejor servicio, Prosegur, una de las compañías líderes en seguridad privada a nivel mundial, abrió dos nuevas sucursales en Montevideo, una en Canelones y una en Maldonado. De esta forma, la compañía aumentó sustancialmente su presencia en los departamentos más poblados del país.

La incorporación de una oficina en Carrasco y otra en el límite entre Prado y Reducto mejoró la cobertura de la empresa en la capital del país, que hasta ahora se brindaba desde la oficina de Ciudad Vieja.

En Maldonado, en tanto, la apertura de una nueva sede en José Ignacio le permite a Prosegur dar cobertura a toda la costa del departamento, donde ya tenía locales comerciales en la capital, Punta del Este, La Barra y Piriápolis.

Por otro lado, su nuevo local de Las Piedras le posibilita llegar con sus servicios a la zona sur de Canelones, un departamento en el que la compañía ya estaba presente en Pando y Ciudad de la Costa.

«El incremento de la red de oficinas, que asegura una respuesta más ágil y precisa, se complementa con la implementación de diversos cambios técnicos y organizacionales, orientados a mejorar la atención que reciben los clientes», afirmó Anne Castet, responsable de Marketing y Comunicación de Prosegur en Uruguay.

En este sentido, Prosegur puso en marcha un Centro de Atención Técnica integrado por expertos en seguridad con acceso remoto a los paneles de alarmas, lo que permite resolver problemas en forma telefónica. Además incrementó la estructura del Centro de Atención al Cliente en un 100%, para que cada pedido obtenga una respuesta inmediata y personalizada.

Por otro lado, Castet destacó que culminó la integración de los sistemas de Segura y Roytronic, recientemente adquiridas por Prosegur, y también resaltó que la compañía está trabajando con equipos inalámbricos que permiten realizar instalaciones más rápidas y seguras que minimizan el impacto estético».

«Todos estos cambios están orientados a brindar un servicio de excelencia a nuestros clientes y los resultados son más que satisfactorios. De todas maneras, somos conscientes de que la mejora de los servicios es efectiva si se entiende como un proceso y por eso continuaremos trabajando todos los días para alcanzar ese objetivo», concluyó Castet.