Proteger ante cualquier evento fraudulento las cuentas y las tarjetas de débito y crédito, en transferencias y retiros en cajeros, garantizar las compras y cubrir las pérdidas en la vía pública, son algunos de los beneficios que Santander ofrece a sus clientes a través de “Protección Fraude Full”. El producto, que se ofrece a los clientes desde fines de 2012, constituye el único seguro completo contra fraude disponible del mercado por un costo mensual de tan solo $180.

“Proteger a nuestros clientes en todo momento es para nosotros un objetivo fundamental. Queremos ir más allá de brindar un buen servicio, también queremos que se sientan más seguros. A través de este producto se le brinda un servicio integral a nuestros clientes”, explicó Ignacio Inthamoussu, gerente de Productos de la institución.

“Protección Fraude Full” surgió ante el creciente uso de la tecnología, donde los movimientos de dinero a través de mecanismos electrónicos resultan una necesidad que abre puertas, pero al mismo tiempo expone al usuario a determinados riesgos. Esa realidad sumada a la demanda de mayor protección, llevó a los equipos de Santander a pensar en un producto que brinde mayor tranquilidad.

La cobertura dependerá de los productos que el cliente tenga contratado con el banco, le cubre hasta un tope ante fraudes en Tarjetas de Crédito, Tarjetas de Débito, cuentas, chequeras, transferencias remotas por Supernet. Ofrece también una serie de coberturas adicionales como compra protegida durante los siguientes 30 días de efectuada la misma, “bolso” o “cartera” protegida ante incidencias en vía pública, así como eventuales gastos médicos, seguro de vida e invalidez asociados. Protección Fraude Full cubre también al cliente durante viajes al exterior.

Los clientes pueden contratar el seguro, ya sea en forma total o parcial, llamando al (2) 132 8430 o en forma directa en cualquiera de las sucursales de Santander.

Se puede acceder a más información en la web del banco santander.com.uy.