Linday Lohan contó en su propio reality show que sufrió un aborto. Los medios internacionales se hicieron eco de la información que hasta el momento se desconocía de la vida de la estrella de Hollywood.

 
«Nadie sabe esto y quiero terminarlo acá», fue lo que expresó en el programa de televisión cuando le pedían detalles de lo que sucedió. Sin embargo, ella evitó dar mayores precisiones e incluso no reveló quién era el padre del bebé que perdió, según dijo, por causas naturales.
 
No todo terminó ahí, la ex chica Disney llevó esa historia ante la Justicia cuando tuvo que declarar en una causa en la que se una empresa de ropa le reclama 5 millones de dólares.
 
De inmediato, la prensa internacional se encargó en señalar que las declaraciones de Lohan resultaban dudosas y que le cerraba a la perfección para excusarse al verse muy complicada al ser juzgada ante La Ley.
 
El aborto, indicó la actriz, fue la causa por la que no pudo responder el año pasado a la demanda que le interpusiera en su contra la marca 6126. «Me he sentido abrumada desde que dejé rehabilitación y he tenido que enfrentar la sobriedad y un aborto», fue lo que manifestó en la Justicia.
 
Lo cierto es que Lohan tiene que pagar 5 millones de dólares a dicha empresa, a menos que el juez falle a favor de la estrella. Teleshow