Desde hace 10 años, una mujer escocesa ha vivido con un juguete sexual olvidado en el interior de su vagina, de unos 11 centímetros.

La mujer de 38 años acudió al médico para saber por qué sostenía una baja continúa de peso y padecía dolores abdominales. Después de los estudios, los doctores encontraron un “sex toy” en el interior de su cuerpo.

La mujer recordó que hace una década había disfrutado de una noche sexual con su pareja, en la que ambos ingirieron grandes cantidades de alcohol y utilizaron el juguete erótico. El cual habían dado por perdido y no podían imaginar su paradero.

El objeto dentro del cuerpo causó problemas para evacuar y orinar de manera correcta, junto con otras dolencias y una fístula vesico-vaginal. Al estar la vejiga obstruida, el orine fluía en la vagina.

Luego de un operación, los médicos lograron que la vejiga volviera a funcionar correctamente y la paciente fue dada de altas sin mayores complicaciones.

Uno de loa médicos del hospital aseguró que, “parece muy raro que un objeto tan grande pueda pasar desapercibido. La vagina está llena de terminaciones nerviosas y es extremadamente sensible”.