Robin Williams le dejó su finca valorada en $50 millones a sus tres hijos, atendidos por su esposa Susan Schneider bajo los términos de un acuerdo prenupcial que firmaron antes de su boda de 2011.

El actor había escrito su testamento hace ya algún tiempo, desde el 31 de enero del 2011, el cual fue presentado la semana pasada en la corte en el condado de Marin, California, tres meses después de su muerte.

Sus hijos, Zachary de 31 años, Zelda de 25 años, y Cody de 22 años, son atendidos a través de un fideicomiso establecido por el actor, que ahora está siendo dirigido por un administrador.

Dicho fideicomiso establece que: “sus hijos, de 22 años de edad, Cody, de 25 años de edad, Zelda y 31 años de edad, Zachary recibirán el dinero… pero en los siguientes pasos… Cuando cumplan 21 años obtendrán un tercio de su total. Al cumplir 25 años podrán disponer de la mitad de lo que les queda y por último al cumplir 30 años cada uno podrá hacer uso de su parte completa”.

Tras dos matrimonios fallidos que la parecer le costaron al actor más de $30 millones, Williams aseguró que él y su tercera esposa Susan firmaron un acuerdo prenupcial con fecha 28 de septiembre, 2011. La pareja se casó en el lujoso Meadowood Resort en la ciudad de Napa Valley de Santa Helena, California, un mes después, el 22 de octubre de 2011.

El famoso comediante fue hallado colgando de un cinturón en su casa en el condado de Marin, California, el 11 de agosto de 2014 a sus 63 años. Las autoridades anunciaron oficialmente la muerte de la estrella como un suicidio, ya que se reveló que estaba luchando con un diagnóstico reciente de la enfermedad de Parkinson, la ansiedad, la depresión y la paranoia.

En el momento de su muerte, Robin y Susan estaban compartiendo una casa en Tiburon, CA, la cual está valorada en más de $7 millones. No se sabe si Susan será capaz de permanecer en la casa bajo los términos del acuerdo prenupcial, o si ella va a obtener los ingresos de la propiedad si no se vende como la voluntad expresa: “Tengo la intención de disponer de todas mis propiedades en las cuales tengo derecho absoluto. Yo delego al administrador del fideicomiso… para cumplir con mis obligaciones en virtud del acuerdo prenupcial con Susan de fecha 28 de septiembre de 2011″.