Como    ocurre    cada    año,    en    el    marco    de    la    110ª    “Exposición    Internacional    de    Ganadería    y   Muestra    Internacional,    Agroindustrial    y    Comercial”    (Expo    Prado    2015),    se    llevó    a    cabo    la   Asamblea   General   Anual   de   la   Federación   de   Asociaciones   Rurales   del   MERCOSUR   ampliado

(FARM).

La   FARM   nuclea   a   las   entidades   gremiales   que   representan   al   sector   productivo   agropecuario   de   los   países   de   la   región.

En    esta    instancia    se    realizó    el    cambio    de    autoridades    para    el    ejercicio    2015-­‐2016.    La   Asociación   Rural   del   Paraguay   asumió   la   presidencia   pro   témpore,   representada   en   la   persona   de   su   presidente,   Sr.   Germán   Ruiz   Aveiro.   El   Consejo   Directivo   de   la   FARM   quedó   integrado   del   siguiente   modo:

Presidente:      Germán   Ruiz   Aveiro   -­‐   Asociación   Rural   de   Paraguay   (ARP).

Vicepresidente   1º:      Gustavo   Diniz   Junqueira   –   Sociedade   Rural   Brasileira   (SRB).

Vicepresidente   2º:      Fernando   Dighiero   –   Federación   Rural,   Uruguay   (FR).

Vicepresidente   3º:      Rubén   Ferrero   –   Confederaciones   Rurales   Argentinas   (CRA).

Secretario:      Carlos    Rivaci    Sperotto    -­‐    Confederação    Nacional    de    Agricultura    e   Pecuária   do   Brasil   (CNA).

Tesorero:             Ricardo   Reilly   –   Asociación   Rural   de   Uruguay   (ARU).

Pro   Tesorero:      Luis   Miguel   Etchevehere   –   Sociedad   Rural   Argentina   (SRA).

La   FARM   considera   que   el   actual   funcionamiento   del   MERCOSUR   dista   mucho   de   los   objetivos   que   definieron   su   constitución   y   no   conforma   las   expectativas   de   los   productores   de   la   región.   Se   considera      prioritario   volver   a   una   visión   estratégica   regional.

En   estos   años,   un   gran   logro   de   la   Federación   fue   haberse   consolidado   como   un   ámbito   cordial,   de   respeto   mutuo   y   concordancia   que   ha   funcionado   con   continuidad,   lo   cual   la   constituye   en   una   herramienta   fundamental   para   el   tratamiento   de   los   temas   agropecuarios   de   la   región.

Más   allá   de   la   coyuntura   del   MERCOSUR,   los   productores   deben   velar   por   su   mantenimiento   y,   más   aún,   explotar   todo   su   potencial.   La   FARM   pretende   contribuir   a   alcanzar   los   objetivos   de   desarrollo   regional   y   a   una   real   integración   productiva.