Empresarios del rubro Gimnasios y Afines se encuentran abocados a la creación de su propia Cámara que se denominará CUGA

Varios empresarios y propietarios de gimnasios de nuestro país, se encuentran abocados en la creación de la Cámara Uruguaya de Gimansios y Afines (CUGA), y por tal motivo presentan una carta dirigida a las autoridades competentes y a la opinión pública, solicitando el apoyo e implementación de medidas concretas ante la situación económica generada por el COVID-19.

En la misma mencionan que el rubro es uno de los más afectados del mercado empresarial, de manera directa, puesto que todos debieron cerrar sus puertas de manera inmediata, protegiendo la salud de las personas y debiendo enviar al seguro de paro al personal vinculado.

Es de destacar que en la mayoría de los casos es la única fuente laboral de muchas familias, siendo una cantidad más que relevante de personas afectadas en número, calculándose más de 8000 funcionarios.

Todo este giro hizo que quienes trabajan en la informalidad aprovechen la situación actual para generar ingresos, mientras sus comercios debidamente establecidos están frenados económicamente, sin poder afrontar las obligaciones de pagos inmediatos.

Por tanto proponen entre otras sugerencias, cuatro puntos fundamentales que se incluyen en la carta que se adjunta.

EL COMUNICADO

A la opinión pública en general y las autoridades competentes en particular.-
De nuestra mayor consideración.-

Por medio de la presente, queremos informar que junto a un numeroso grupo de empresarios, estamos formando la Cámara Uruguaya de Gimnasios y Afines (C. U. G.A.) con la intención de agrupar a todos los propietarios de gimnasios y afines que
funcionan en nuestro país, a efectos de trabajar en forma organizada y debidamente representados, por el interés común y necesidades de nuestros emprendimientos.

En particular, en esta instancia y frente a la emergencia nacional sanitaria que atraviesa el país como consecuencia del COVID-19, venimos a solicitar, en forma respetuosa y firme, el apoyo y la implementación de medidas concretas ante la situación económica que, como tantos otros, atraviesa nuestro sector.

Nuestro rubro, siendo “Fuentes Promotores de Salud y Bienestar”, es uno de los sectores directamente más afectadas del mercado empresarial considerando que, casi de inmediato que se anunció dicha pandemia, todos debimos cerrar nuestras puertas, con la clara intención de ser diligentes en la protección de la salud y vida de nuestra gente y hubo muchos envíos a seguro de paro. En muchos de los casos, se trata de la única fuente de ingresos de numerosas familias de propietarios de estos establecimientos y, además, esto hizo que se vean afectados un número muy importante de trabajadores.

Según estadísticas e información primaria que manejamos, sobre una base de mas de 1000 empresas del ramo, en promedio se habla de más de 8000 funcionarios, algunos en seguro de paro y otros que directamente fueron despedidos.

Nótese que esta situación hace que, por un lado, empresarios y trabajadores dejan de percibir ingresos y no pueden afrontar sus obligaciones (pagos de impuestos, alquileres, gastos, etc). Por otro lado, el haber cerrado nuestras puertas, también ha dado lugar a que quienes trabajan en la informalidad, aprovechan dicha situación para generar más ingresos, dando entrenamientos no controlados en zonas al aire libre, y por conexiones en grupos cerrados por internet, poniendo en riesgo el futuro laboral de cada trabajador formalizado e incurriendo en prácticas que podríamos considerar de competencia
desleal.

En virtud de lo expuesto, siendo proactivos, queremos acercar a quien corresponda se considere las siguientes propuestas, con la finalidad de que se conserven las unidades de negocio y las fuentes de trabajo. En ese sentido solicitamos como punto de partida:

a) Formar un protocolo estricto de control que comprendan puntos esenciales de seguridad e higiene a los propietarios, funcionarios y población en general, sabiendo inclusive, que hoy día muchas personas necesitan volver a la actividad
física por disposición médica, y más aún en nuestro rubro donde el principal objetivo es la prevención y cuidado de la salud.

b) Exonerar, prorrogar u obtener bonificaciones o convenios de pago en cada uno de nuestras obligaciones previsionales (BPS), fiscales (DGI), tarifas (UTE, OSE, ANTEL, etc), así como tributos municipales (contribución, tributos domiciliarios,
etc), considerando los vencimientos del mes de marzo en adelante, postergando de alguna forma las mismas hasta luego de terminada la emergencia nacional sanitaria

c) Que el Estado promueva, buscando siempre la buena voluntad de los propietarios de los locales en arrendamiento, se establezca parámetros de negociación con el arrendatario, evitando los desalojos, multas y recargos. Un inconveniente no solo de los gimnasio, sino de cualquier rubro en este momento.

d) Contar con apoyo y fomento a nuestro proyecto por parte de las autoridades competentes, buscando que podamos asumir un rol importante que redunde en beneficios para trabajadores, empresarios y el propio gobierno.

Aprovechamos la oportunidad para quedar a disposición a efectos de coordinar las reuniones o intercambios que crean necesarios, quedando a las órdenes por este tema.

Atentamente;
Cámara Uruguaya de Gimnasios y Afines (en formación)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí