Prosegur incorpora cámaras térmicas a sus soluciones tecnológicas de seguridad

Prosegur incorpora cámaras térmicas

Fiel a su carácter innovador que lo convierte en líder del mercado local en materia de seguridad, Prosegur incorporó a sus soluciones de tecnología las nuevas cámaras térmicas que permiten, a través de sus sensores especiales, detectar temperatura en personas o superficies, además de la presencia o ausencia de mascarillas faciales.

La incorporación de este tipo de soluciones es un nuevo paso de Prosegur en su objetivo de utilizar la más alta tecnología para ponerla al servicio de sus clientes y se suma a su servicio de soluciones de seguridad.

La empresa ofrece un completo y amplio portafolio de opciones en seguridad, integrado por vigilancia física (estática y/o dinámica), sistemas de video vigilancia (local y/o remoto), sistemas de detección de intrusos, sistemas de control de acceso y drones, que son controlados a través software de última generación.

Las cámaras térmicas poseen un sensor que permite medir la radiación infrarroja (no visible por el ojo humano) que es emitida por un cuerpo y a partir de este principio generar una imagen térmica de la escena. Esta capacidad, en combinación con avanzados algoritmos, abre un abanico de aplicaciones en el campo de la seguridad.

“Estos equipos pueden ser integrados a Sistemas de Gestión de Video (VMS por su sigla en inglés), como forma de administrar múltiples imágenes al mismo tiempo, notificaciones de eventos y almacenar toda esta información para posterior análisis; así como ser utilizados en aplicaciones autónomas portátiles, según el tipo de dispositivo seleccionado”, explicó José Bello, director de Prosegur Seguridad.

Teniendo en cuenta que la mayoría de los episodios de control de seguridad están vinculadas a identificar la presencia de personas en determinadas áreas, una aplicación muy útil de las cámaras térmicas en la industria de la seguridad es la detección de intrusos para espacios exteriores, con muy poca o nula iluminación, donde las cámaras tradicionales no son capaces de captar movimiento. Basados en algoritmos de Inteligencia Artificial (IA), que permiten identificar objetos,  personas o vehículos, con muy buena precisión, o en combinación con otras tecnologías de localización de intrusos en exteriores, es posible realizar la detección temprana y al mismo tiempo la video verificación de un evento.

Otro campo de aplicación es la termografía, que permite utilizar estos dispositivos para medir, con una muy buena precisión, la temperatura corporal de una o varias personas en la escena de la cámara. Esta información puede ser administrada desde una computadora con un software de gestión así como mediante dispositivo móvil. A través de alguna de estas aplicaciones el operador recibe las alertas en tiempo real, en caso de que alguna de las personas en la escena supere el rango de temperatura pre-establecido.

Esta tecnología permite sumar analítica y adaptarse a la nueva realidad, adicionando un sistema que permite detectar si una persona tiene mascarilla facial y bloquear el ingreso a un recinto, típicamente laboral, o en una gran superficie, puede detectar a una persona que está circulando sin mascarilla o con temperatura elevada, emitir una alarma y prevenir que la persona siga circulando en el lugar.

“Mediante el uso de este tipo de avanzada tecnología, Prosegur ofrece una importante ventaja, ayudando en la prevención de diferentes situaciones indeseadas que van desde la protección patrimonial de una instalación; al uso como una herramienta para la protección de los recursos humanos, en la detección de exceso de temperatura en el personal que ingresa en una planta industrial, una obra en construcción, un centro comercial, una terminal de transporte o cualquier otro tipo de instalación”, concluyó Bello.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí