La ciudad que nunca duerme presenció al colombiano Orlando Duque saltando desde un helicóptero, a 23 metros de altura en el puerto de Nueva York, en Manhattan (Estados Unidos) con el icono más famoso del mundo de fondo: la estatua de La Libertad.

Este monumento ha sido siempre una señal de bienvenida a las personas que llegan del extranjero y con la inmersión de este lunes, Red Bull y Orlando Duque le dieron la bienvenida a los mejores clavadistas del mundo a los Estados Unidos.

Después de cuatro paradas en Europa, la Serie Mundial del Red Bull Cliff Diving saltará sobre el Atlántico, en la segunda mitad de la temporada, y aterriza en una de las ciudades más antiguas de América, en Boston (Massachussets) este domingo 25 de agosto.

“Es muy emocionante tener una cálida bienvenida de nuevo en los Estados Unidos”, dijo Orlando Duque después de su clavado en el río Hudson. “No hay nada mejor que un salto en frente de algo tan grande como la Estatua de la Libertad. Está más allá de lo que jamás podría haber imaginado”, añadió el vallecaucano, reciente campeón mundial de saltos de gran altura en España.

A partir de esta experiencia, el 10 veces campeón del mundo viaja al norte de Boston para la quinta parada del 2013 en el Red Bull Cliff Diving, que da inicio a la segunda mitad de la temporada, con la lucha por el prestigioso título aún abierta.

El líder del torneo es Gary Hunt, de Inglaterra, seguido por el ruso Artem Silchenko, mientras que en el tercer lugar aparece Duque.