Tener una alimentación equilibrada o sana, es un factor que no solo incide en un aspecto tan básico como una figura bonita. Comer alimentos ricos en nutrientes es un favor que siempre agradecerá nuestro cerebro.
A continuación los consejos que ayudarán a la salud cerebral:

– La dieta mediterránea: fresas, pescado, maíz y algunos frutos secos son cerebrosaludables.

– Té verde, chocolate negro y café: mejoran la memoria.

– Yogurt: mejoran el estado de ánimo.

– Pescado azul: una fuente rica en omega 3.

– Avena: ayuda a equilibrar el sistema nervioso.

– Arándanos: combate el estrés, mejora los problemas oculares y auditivos.

– Soja: previene la arteriosclerosis, perjudicial para la salud cardiovascular y cerebral.

– Coliflor, repollo y rúcula: aportan antioxidantes con propiedades con neuroprotectoras. Tiene propiedades anticancerígenas, el sulfofarano tiene efectos protectores frente a la isquemia cerebral, hemorragia, daño cortical o inflamación.

– Ejercicio: multiplica las acciones de los alimentos cerebrosaludables.

Con información de ABC