Habiéndose realizado un profundo análisis de la gestión y desempeño de las unidades de negocios de Vidaplan S.A. a lo largo de los últimos meses, la Dirección concluyó en la necesidad de hacer una reorganización operativa y de gestión que asegure: 1) la calidad del servicio, 2) la eficiencia de las unidades de negocio y 3) la salvaguarda de la mayor cantidad de fuentes de trabajo posibles.

En ese sentido, la eficiencia y eficacia de la organización estará garantizada por la permanencia de personal que resulta valioso por su compromiso con el servicio, la atención al cliente y el orgullo de dar lo mejor de sí al equipo. Así como por la constante inversión que se realiza en los dos emprendimientos vinculados a la actividad de la compañía.

En consecuencia y sin perjuicio de otras medidas decididas, se ha resuelto que la empresa retenga el 80% de la fuerza de trabajo, la que estará comprometida con la calidad de su labor en la empresa y conservará sus actuales niveles salariales.

Tanto el establecimiento hotelero Mantra como el centro de entretenimientos Nogaró, conservarán su funcionamiento durante todo el año, procurándose prestar un servicio de excelencia a partir del redimensionamiento implementado.

Estas medidas están sustentadas en los siguientes hechos, los cuales no se pueden desconocer:

  1. CALIDAD DE SERVICIO – es innegable la búsqueda permanente de la organización para mejorar la calidad de los servicios. Pese a los esfuerzos realizados, resultó necesario aplicar medidas correctivas en materia de recursos humanos a efectos de garantizar la supervivencia de la empresa en los tiempos actuales.
    1. CAMBIO OPERATIVO DE CASINO MANTRA – luego de los esfuerzos desplegados por VIDAPLAN S.A. desde el punto de vista del personal, económicos y estratégicos para hacer viable el negocio – que ha generado pérdidas anuales durante los últimos años – DGC ha decidido transformar el Casino en una sala de entretenimientos de temporada (Diciembre a febrero) con el objetivo de optimizar los resultados comerciales del negocio. Este cambio afecta no sólo al personal de DGC, sino también a personal de Vidaplan que brinda funciones al Casino como ser: Marketing, Limpieza, Alimentos y Bebidas, entre otros.
    2. TEMPORADA 2014 – Dada la alta estacionalidad del negocio – especialmente del resort de La Barra – el período de generación de ingresos se concentra especialmente durante el verano. Por un lado, estos períodos se han ido acortando año a año. Por otra parte, la caída de ventas respecto de la temporada pasada, el encarecimiento de los precios por diferencia cambiaria con la región (nuestro principal mercado) y el endurecimiento de las medidas económicas y dificultades de acceso a divisas de la Argentina, son motivos de la fuerte caída de los ingresos esperados este verano.
    3. CONTEXTO DE LA INDUSTRIA HOTELERA – El contexto de crisis que atraviesa la industria hotelera es público y notorio, al cual no permanece ajeno Vidaplan S.A.

Tony Lemom – Vicepresidente

La Barra, Maldonado – Lunes 17 de febrero de 2014