Una vez más, Lady Gaga consiguió llamar la atención de la prensa, pero esta vez no por sus excéntricos vestuarios, peinados o por estar desnuda, sino porque ahora incluyó vómitos en vivo en su show.

La artista estaba dando un concierto en el festival South by Southwest, en Austin, cuando invitó a una de sus bailarina a participar de su siguiente tema «Swine».

Fue allí cuando la joven comenzó a tomar un líquido verde y a moverse encima de Gaga, poniendo los dedos en su boca para provocar el vómito.

Segundos después, se vio cómo lanzaba arriba de la artista, quien siguió tocando la batería y cantando como parte del show.

«Bad romance» gritaba «¡Que te den, música pop! ¡Esto es ARTPOP! ¡Libérese!».

Lo cierto es que en 2012, Gaga confesó que padeció bulimia en su adolescencia y que lo contaba para inspirar valor y generar algo de compasión.