En una demostración de compromiso permanente con la sociedad, Grupo Disco desarrolla un intenso trabajo de Responsabilidad Social Empresarial, uno de cuyos principales exponentes es el programa “Ecos” de protección medioambiental, un plan de concientización que cada día logra mayor arraigo entre los empleados y clientes de la firma.

 

Luego de cambiar sus bolsas tradicionales por otras elaboradas en material biodegradable, que tienen una duración máxima de 36 meses y luego se incorporan a la naturaleza sin generar daños, la compañía comenzó una exitosa campaña para reducir su uso, logrando disminuir en 26 millones la cantidad de bolsas utilizadas si se toma como referencia el consumo del año 2010.

 

En buena medida, este resultado se ha obtenido convenciendo a numerosos clientes de las ventajas de portar carritos o emplear bolsas reutilizables. En ese sentido, es común encontrar este tipo de bolsas en las cajas de los supermercados Disco, Devoto y Géant, donde ya se han comercializado más de 300.000 unidades.

 

Por otra parte, las cadenas de supermercados se propusieron recolectar bolsas plásticas en desuso para su reciclaje, llegando a reunir 100 toneladas de material reciclable en los últimos años. Esta actividad dejó de cumplirse a partir de la puesta en marcha de la denominada “Ley de Envases”, ya que estos materiales comenzaron a ser recibidos en contenedores especiales colocados por las Intendencias Departamentales en los estacionamientos de los puntos de venta que Grupo Disco tiene en Canelones, Maldonado y Montevideo. Esto permite a los usuarios clasificar y depositar envases de plástico, vidrio, latas, papel y cartón en dichos contenedores.

 

Además del esfuerzo para mejorar la calidad de las bolsas y disminuir la cantidad que se encuentra en circulación, Grupo Disco desarrolló un ambicioso programa de eficiencia energética, instalando más de 79.000 luminarias LED en todos sus locales. Esto se sumó a un cambio tecnológico que permite optimizar el uso del aire acondicionado, a lo que se agrega adecuados sistemas de aislación térmica. El programa, que requirió una inversión total de US$ 5 millones, generó un ahorro de 17 millones de kW/h en el primer año de uso, reduciendo en 7.427 toneladas las emisiones anuales de CO2.

 

Este avance permitió a la empresa obtener a fines de 2014 el Premio Nacional de Eficiencia Energética, otorgado por el Ministerio de Industria, Energía y Minería, en la categoría “Sector Comercial y Servicios”.

 

“Todos estos planes de cuidado del medio ambiente resultan un pilar fundamental de nuestro programa de Responsabilidad Social Empresarial. Estamos orgullosos de los logros alcanzados, más allá de los reconocimientos, porque sentimos que cada día logramos que más personas comprendan la importancia de estas acciones y se sumen al esfuerzo por tener una sociedad mejor”, señaló Miguel Penengo, gerente de Relaciones Institucionales de Grupo Disco.