Los aspectos positivos de la pandemia Covid-19

Por Psicóloga Tania Pérez

Ante todo lo vivenciado por situación actual, en la cual nos encontramos en una pandemia como es el coronavirus, viviendo con mucha ansiedad, miedo, generado por la incertidumbre dando la sensación de que nada es positivo. Siempre se puede observar, analizar y reflexionar sobre algunas situaciones, que consiguen ayudar a pensar de forma más optimista la realidad actual.

Algunos aspectos positivos de esta pandemia Covid-19:

  • En algunos casos ha ayudado a reforzar lazos familiares, valorar más los afectos, el aislamiento genero extrañar y hacer evidente la necesidad de los vínculos. 
  • Mantener contacto con otros familiares y amigos, haciéndolo a través de llamadas o de videoconferencia, lo que nos permitirá llevar mejor la situación de aislamiento social y mantener los vínculos.
  • Aumentaron valores familiares.
  • En lo que refiere a las relaciones de pareja, el aislamiento ha fomentado la comunicación de forma positiva, encontrando actividades, intereses en común, ayudando de esta manera a solucionar aspectos que estaban pendientes.
  • Desde lo laboral, ha generado un cambio positivo al tomar conciencia de la tecnología utilizándola como herramienta de trabajo y en varias situaciones, es de destacar la comodidad del trabajar desde casa de forma remota u online.
  • El aislamiento ha permitido que se pase más tiempo con los niños, que en el día a día, por el estrés que se llevaba constantemente previo a esta pandemia, algunas personas se han visto obligadas a delegar la educación y la crianza a otras personas o instituciones. Al estar en aislamiento nos permite tener más posibilidad de estar en casa, tomar el control de la educación, trasmitirles valores a los niños, expresarles emociones y volver a estar en familia.
  • Ha fomentado hábitos de alimentación saludable, comer más sano y balanceado, para reforzar el sistema inmune.
  • Realizar meditación, respiración, y ejercicios físicos para equilibrar nuestro cuerpo y mente, ambos se complementan, uno no puede estar bien sin el otro.
  • Tomar conciencia del aire que respiramos, en consecuencia, reduciendo notablemente la contaminación ambiental, para que de esta manera respiremos aire “más limpio”.
  • Otro aspecto positivo es que se ha tomado conocimiento de la importancia que tiene “decir lo que se siente”, se están expresado más emociones.
  • Al pasar más tiempo en nuestra casa, se ha logrado observar conductas de otros integrantes de la familia o de nuestro entorno que al estar siempre ocupados no se lograba percibir o prestar atención, entre ellas: conductas de algunos niños, adolescentes, adultos y hasta en las relaciones de pareja. Lo que ha permitido generar más comunicación, solucionar problemáticas, estar más atentos a aspectos vinculares y de la vida diaria.
  • El virus ha generado en la mayoría de las personas aspectos solidarios, empatía, provocando mayor conciencia social, moral para ayudar al que más necesita.
  • Origino un cambio de mentalidad, ayudando a darse cuenta de lo que realmente es importante, previo al “virus” se pasaba mucho tiempo sin pausas, sin descanso, dando mucha importancia a lo material, cuando hoy en día, esta bueno cuestionarse ¿qué es lo que realmente importa? Tomando mayor valor lo humano, los afectos, emociones. Generando espacios de reflexión, autoconocimiento y crecimiento personal.
  • Otro aspecto positivo es aprovechar de mejor manera el tiempo, cosas que antes no podíamos realizar por el ritmo de vida acelerado, hoy podemos organizarnos y hacer aquello que nos gusta o que teníamos pendiente.
  • El coronavirus ha permitido bajar el nivel de estrés, vivir más calmados.
  • El aislamiento causado por el coronavirus también ha provocado sacar de nosotros lo mejor posible, por ejemplo, fomentando la creatividad en nuestros hogares, entre otras cosas.
  • El aburrimiento también es positivo en todas las edades, nos permite desarrollar la capacidad de cuestionamiento, aprender a frustrarnos, aprender a estar con nosotros mismos, desarrollando al máximo nuestra capacidad de razonamiento, nos ayuda a tener un mayor autoconocimiento, promueve la flexibilidad en el pensamiento. Estimula la creatividad. Nos han enseñado la idea de que es necesario estar haciendo algo constantemente y a veces es bueno tener presente que hacer nada también es necesario. 
  • El covid-19 también ha permitido en algunas personas desarrollar la capacidad de resiliencia.

Toda crisis provoca cambios, lo cual implica tener que adaptarse, mantener la calma, sacar lo mejor de nosotros. Es importante tener en cuenta que la incertidumbre ha estado presente siempre en nuestra vida, yo les pregunto: ¿Qué hay de certeza en lo hacemos? ¿podemos tener el control de todo?

Tenemos mucho por reflexionar y aprender con todo esto que ha sucedido, de esta manera es importante tener presente los aspectos positivos y no solo los negativos. Ya que vivimos en una sociedad donde hacemos más hincapié en “lo malo” perdiendo la cuenta de que siempre hay maneras de buscar una solución y seguir adelante. Lo importante es pedir ayuda, no bajar los brazos, expresar y comunicar lo que nos sucede.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí